El Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile tiene su origen en el año 1960, en la creación del Departamento de Música por el rector Monseñor Alfredo Silva. Su primera ubicación fue en la calle Lira n°28, en una antigua construcción de dos pisos.

En 1970 el Departamento de Música pasó a llamarse Instituto de Música y se constituyó como unidad académica adscrita a la Facultad de Arquitectura y Bellas Artes. Por esa misma época y hasta el año 1979 se instaló en dependencias de la Casa Central, en el segundo piso, frente a la rectoría. En el año 1979 el Instituto de Música se trasladó a su actual ubicación, en el Campus Oriente, Av. Jaime Guzmán 3300, en la comuna de Providencia. A partir del 1999, el Instituto de Música se integró a la Facultad de Artes, junto a la Escuela de Arte y la Escuela de Teatro.

Los académicos que han tenido a su cargo la dirección del Instituto de Música desde su fundación han sido: Juan Orrego Salas (1960-1961), Juan Pablo Izquierdo (1962-63), Fernando Rosas (1963-1974), Santiago Pacheco (1974-1976), Juana Subercaseaux (1976-89), Jaime Donoso (1989-1997), Octavio Hasbún (1997- 2006), Alejandro Guarello (2006-2012), Sergio Candia (2012-2018), y desde Octubre de 2018 Karina Fischer.

Actualmente, el Instituto de Música ofrece la carrera de Licenciatura en Música con mención en Composición, Musicología y la opción en Teoría y Literatura Musical; y la Licenciatura y Titulo de Interprete Musical con mención en Canto, Dirección Coral, Piano, Percusión, Guitarra, Flauta traversa, Oboe, Clarinete, Fagot, Saxofón, Corno, Trompeta, Trombón, Tuba, Viola da gamba, Flauta dulce, Clavecín, Laúd, Violín, Viola, Violoncello y Contrabajo.

Paralelamente a la formación de músicos, el Instituto de Música desde sus inicios, ha desarrollado una amplia y permanente actividad de extensión artística que ha constituido un aporte sustancial a la vida cultural de Santiago y del país en general. Esto ha sido posible gracias a la labor de sus académicos, numerosos grupos estables y conjuntos musicales externos invitados a formar parte de sus temporadas de conciertos. Las agrupaciones musicales del Instituto de Música han realizado una intensa actividad tanto dentro del país como en el exterior, cosechando elogiosas críticas de los especialistas y la entusiasta aceptación del público. A esta labor se suma el trabajo de investigación, en donde destaca su revista Resonancias que reúne el trabajo de importantes referentes a nivel latinoamericano. La búsqueda de conocimiento y la difusión de desconocidos y nuevos repertorios ha sido una característica del Instituto de Música, que le han valido un sitial insoslayable en la vida del país.