Web Juan Orrego Salas

Es difícil dimensionar la importancia de Juan Orrego Salas (1919 – 2019) para la música chilena. Compositor, crítico, gestor y director, su residencia vital entre Chile y Estados Unidos no solo determinó su propia carrera, sino que también varios de los procesos culturales que afectaron nuestra música, en especial durante la segunda mitad del siglo XX. Doctor Honoris Causa de nuestra universidad (1971), fue además el sexto ganador y primer chileno en recibir eel prestigioso Premio Interamericano de Cultura Gabriela Mistral, otorgado por la OEA (1988).

Juan Orrego Salas estudió arquitectura en la Pontificia Universidad Católica de Chile, al mismo tiempo que proseguía una educación en música con profesores de piano y composición, siendo sus maestros más cercanos Pedro Humberto Allende y Domingo Santa Cruz. De Allende heredó una perspectiva chilena y latinoamericanista, y de Santa Cruz un interés por la gestión musical y la vida coral, que le acompañaría toda la vida. Cercano a prominentes compositores norteamericanos, como Aaron Coplan y Randall Thompson, su estilo musical se caracterizó por un sonido neoclásico, influido por la música de Igor Stravinsky y Benjamin Britten, entre otros. Su música ha sido comisionada por diversas agrupaciones chilenas y norteamericanas, e interpretada y grabada alrededor del mundo en forma continua desde la década de 1940.

Para la Pontificia Universidad Católica de Chile, Juan Orrego Salas es una figura clave. En 1938, cuando se cumplían 50 años de la fundación de la UC, y siendo joven estudiante del bachillerato en Historia y Letras, organizó un coro para las celebraciones. Orrego Salas desde niño mantuvo una afinidad importante con la tradición coral, pues su madre cantaba en la Sociedad Bach, y ya a los 6 años había quedado deslumbrado con el Oratorio de Navidad de Johann Sebastian Bach. En 1939, aquel coro se transformó en el Coro Universitario, el que dirigió –con algunas breves ausencias- hasta 1961. En paralelo, en 1940 –junto a otros músicos chilenos- dio forma a la Escuela Moderna de Música y Danza como instituto profesional de artes, el primero en Chile. En 1958 comenzó a darle forma a lo que sería el Departamento de Música de la UC, inaugurado oficialmente en 1960, y que hoy es el Instituto de Música de la Facultad de Artes. Juan Orrego Salas dejó la dirección de aquel Departamento de Música en 1961, cuando fue nombrado profesor de composición y música latinoamericana de la Universidad de Indiana. El Latin American Music Center de dicha universidad, financiado por la Fundación Rockefeller, fue dirigido por Orrego Salas hasta 1987, y hoy es uno de los más importantes de Estados Unidos en esta materia.

En sus memorias, publicadas por la Editorial UC el 2005, Juan Orrego Salas reconoce que las dos décadas como director del Coro Universitario (y luego lo que sería el Departamento de Música) fueron claves en su vida y su creación. Al mencionar sus obras más significativas, es evidente que la tradición católica y coral ha sido un referente permanente para el compositor en sus más de 130 obras: desde la temprana Cantata de Navidad (1946) hasta delicadas piezas tardías como Tres Cánticos Sagrados (1995) y Ave María (1996). En ese espacio creativo también podemos ubicar la que el mismo Orrego Salas consideraba una de sus obras más importantes, y que ha tenido más impacto en el medio local y el desarrollo de una tradición coral en la composición chilena: la impactante Missa in tempore discordae op.64, de fines de la década de 1960, una obra que combina hábilmente textos de la liturgia católica con pasajes del Altazor de Vicente Huidobro.

Jose Manuel Izquierdo