Web Sylvia Soublette1 Adiós y gracias a Sylvia Soublette: pionera de la música antigua en la UC

La compositora, soprano y educadora fallecida el miércoles a los 96 años de edad, deja un enorme legado país, que en la comunidad UC tiene una huella imborrable en el Conjunto de Música Antigua que cofundó en 1960.

Con la muerte de Sylvia Soublette Asmussen, ocurrida en la madrugada del miércoles 29 de enero, el país pierde a una figura capital de la escena musical, y el Instituto de Música de la Universidad Católica (IMUC), pierde a quien fuera artífice de uno de los capítulos más significativos de su historia.

La viñamarina nacida en 1923 dedicó 76 años de su vida a la actividad musical, construyendo un legado visible como compositora, educadora, directora, intérprete y gestora. “Sylvia Soublette fue una figura muy destacada del medio musical nacional, una mujer comprometida con apoyar y desarrollar la música, generando espacios de encuentro y de trabajo”, destaca Karina Fischer, directora del IMUC.

sylvia soublette 2

Y justamente en el Departamento de Música de la UC, antecesor del IMUC, fue que Sylvia Soublette dio origen a una agrupación pionera de Latinoamérica: el Conjunto de Música Antigua de la UC, el segundo de todo el continente, que cofundó en 1960 con Juana Subercaseaux, y que dirigió hasta 1974.

“La actividad de Sylvia Soublette en torno a la llamada ‘música antigua’, es decir, del Medioevo, Renacimiento y Barroco temprano, fue pionera. Ese legendario conjunto marcó el rumbo definitivo de la especialidad en el país y en América Latina, como la ‘masa madre’ de donde derivarían los numerosos grupos que hoy cultivan ese repertorio”, comenta Jaime Donoso, profesor emético y primer decano de la Facultad de Artes UC, y ex director del IMUC (1989-1997).

“Fue un grupo de referencia con relevancia nacional y una importante inserción internacional”, apunta Karina Fischer, y aclara que fue la primera agrupación estable del Departamento de Música UC. “Sin duda, éste fue el origen de lo que luego se convirtió en una tradición en el IMUC: contar con agrupaciones estables que, cultivando un repertorio especializado, apoyan la formación y desarrollan las áreas de creación e investigación musical”, agrega.

También para Octavio Hasbún, ex director del IMUC (1997-2006), la fundación del Conjunto de Música Antigua de la UC y la incorporación de la Orquesta de Cámara UC, que dirigía Fernando Rosas, fueron claves para el departamento. “Ambos grupos llevan a la joven institución a un nivel de excelencia artística, comprometida con la búsqueda de nuevos repertorios y nuevas audiencias. Una labor que se traspasaría a varias generaciones de músicos”, asegura.

A juicio del flautista, “el legado más importante que nos dejó Sylvia fue su enorme capacidad de unir su talento artístico con la gestión. No siempre se cumple esta doble condición. Era la directora, pero también una sensible y culta cantante del Conjunto de Música Antigua de la UC, grupo pionero que Sylvia lleva, en la década de 1960 a mostrar su arte en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa”.

Hasbún integró este legendario conjunto, que logró en 1996 una verdadera hazaña para la época: una extensa gira por Europa, incluyendo la ex Unión Soviética. Hasbún, entonces, era menor de edad y estudiaba en el liceo, pero aún recuerda lo que señaló el crítico del diario ABC, tras un concierto que dieron en Madrid: "En música, como en muchas otras cosas Chile, con elegante naturalidad, sin pedantería, puede darnos lecciones de buen europeísmo".


El guitarrista Óscar Ohlsen, profesor del IMUC hasta 2014, fue parte del Conjunto de Música Antigua de la UC entre 1968 y 1974. “Esos años me entregaron un aprendizaje profundo. La motivación que recibí de esa formidable maestra me marcó para siempre”, confiesa. Y destaca, además, los reconocimientos que recibió el conjunto: la Harriet Cohen International Music Award, otorgada por la Fundación Elisabeth Sprague Coodlige, en 1964, y el Premio de la Crítica, en 1974, por la puesta en escena de “El descubrimiento de América” en el Museo de Bellas Artes.

Gran dama de la música chilena

La partida de Sylvia Soublette ha sido profundamente lamentada por la comunidad musical chilena, que se reunirá, este viernes a las 12.30 horas, en la Parroquia Santa Elena, en la misa de responso que ofrecerá su familia. Ya existen preparativos para que la despedida cuente con música en vivo.

El vínculo de la soprano con la UC nunca se extinguió. Fue en el Encuentro de Música Sacra del año 2012, cuando el profesor Víctor Alarcón, uno de sus más cercanos colaboradores artísticos, dirigió el estreno de su “Misa Romana” y de su Stabat Mater Dolorosa, con solistas y el Coro de Estudiantes UC. En la ocasión, además, se lanzó el CD “Sylvia Soublette: Compositora chilena", que el propio Alarcón había grabado con una muestra representativa de su catálogo.

Ese año, además, Óscar Ohlsen le dedicó un ensayo en la Revista Universitaria, y su director, Miguel Laborde, una entrevista.

“Fue una cantante refinadísima; una soprano de voz ligera, perfecta para la música antigua, pero también muy apta para el lied y en particular la chançon francesa de comienzos del siglo XX. Fue una gran directora coral y una compositora incansable”, detalla Ohlsen. Y enfatiza: “Recibió el Premio de la Crítica del Círculo de Críticos de Arte de Valparaíso (1997), la Medalla de la Música del Consejo Chileno de la Música (1998) y la Medalla Centenario UC (2012) de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Sin embargo, Sylvia Soublette nunca recibió el premio que ella mereció más que muchos otros que sí lo recibieron, el Premio Nacional de Música. Quienes otorgan dicho premio quedarán para siempre con esa deuda”.

Porque además de su labor interpretativa, Soublette fue también una gran educadora. Fundó en 1981 la Cantoría de San Francisco, y en 1991, el Instituto de Música de Santiago, que dirigió hasta 2005. Su objetivo era formar estilísticamente a los jóvenes músicos, con el infalible método de aprender haciendo. Así, rescató un valioso repertorio olvidado, con foco en los siglos XVII y XVIII, ofreciendo el estreno en Chile de óperas como "Dafne" (Caldara), "Dido y Eneas" (Purcell), "L'incoronazione di Poppea" (Monteverdi), "El triunfo del honor" (Scarlatti) e "Il filosofo di campagna" (Galuppi), entre muchas otras.

“Sylvia Soublette fue una gran dama de la música chilena. Rigurosa y poseedora de una infinita energía, dejó su huella en innumerables acciones: como cantante, pedagoga, gestora y compositora. Destacable por su actividad formativa, fue una incansable descubridora de talentos vocales a quienes contagiaba de su entusiasmo para la producción de óperas de cámara, oratorios y recitales de Lieder”, sintetiza Jaime Donoso. “Sus ideas, en una línea de pensamiento independiente y progresista, fueron expresadas siempre sin ambages hasta sus últimos días, constituyéndose en un referente de opinión para la vida cultural chilena”, cierra el profesor emérito de la UC.

Lea, además:

Artículo de Óscar Ohlsen sobre el Conjunto de Música Antigua UC, en la Revista Universitaria de la UC (N° 116, año 2012)
https://issuu.com/visionuniversitaria/docs/ru_116_web_con_tapa/67

Entrevista de Miguel Laborde, en la Revista Universitaria de la UC (N° 119, año 2012)
https://issuu.com/visionuniversitaria/docs/ru119/15

Reseña de un coloquio sobre música antigua en Chile, del musicólogo Alejandro Vera, en la Revista Resonancias del IMUC (N°15, 20o4).
http://resonancias.uc.cl/images/PDF_Anteriores/Separatas_n15/Comentario_5_Rese%C3%B1a_Coloquio.pdf

conjunto de musica antigua uc 1973
Imagen histórica del Conjunto de Música Antigua de la UC, en 1973. Al centro, al fondo, está Sylvia Soublette.