Continuan los conciertos ciclo de verano2

Con un concierto coral concluye este domingo el Ciclo de Verano

banner articulo2

La programación estival del Instituto de Música de la Universidad Católica de Chile presenta este domingo 19 un homenaje a Beethoven y un recorrido por el siglo XX, con la conducción de la directora argentina Virginia Bono, profesora visitante del IMUC. El concierto será a las 13 horas, en el Campus Oriente, con entrada liberada. También habrá música latinoamericana. “Espero que sea muy divertido parta el público, en el sentido de variado”, apunta Bono.

Cada año, el Instituto de Música de la Universidad Católica de Chile (IMUC) entrega a la comunidad la mayor temporada de música de cámara del país. Es la más extensa y también la más variada. Una diversidad que es también el sello del Ciclo de Verano 2020 del IMUC, que se inició el lunes 13 de enero y se extiende hasta el domingo 19 de enero. Todos los conciertos son gratuitos y están a cargo de profesores y estudiantes del IMUC, en el Campus Oriente UC (Jaime Guzmán 3.300, Providencia).

Actualidad coral: dirige Virginia Bono
6 Foto Virginia BonoEl cierre del Ciclo de Verano 2020 se realizará el domingo 19 y será el único concierto a las 13 horas (Templo Mayor). La directora argentina Virginia Bono estará a cargo de la conducción de un coro integrado por cantantes y colegas suyos que están participando en el Curso de repertorio coral que desde el jueves 9 imparte en el Campus Oriente como profesora invitada del IMUC. El acompañamiento será de Danilo Rodríguez, en piano.

“Estamos inaugurando los 250 años de jubileo de Beethoven, quien no tiene muchas obras corales, fuera de su Misa Solemnis y de la Sinfonía Coral. Así que la única obra original que haremos será el Canto Elegíaco”, apunta Virginia Bono. Sumarán el Kyrie que Gottlob Benedict Bierey, contemporáneo de Beethoven, elaboró a partir de la famosa Sonata “Claro de Luna”, y también una versión coral, realizada por el compositor vivo Jaakko Mäntyjärvi, de la canción “Erlkönig” de Beethoven. “Así ligaremos con el resto del programa, que es música contemporánea coral, en una muestra de todas las corrientes del siglo XX y XXI, vamos a tener obras que se anclan en el pasado y otras que son mucho más experimentales e incluso atonales, además de piezas que toman elementos identitarios de la cultura latinoamericana”, detalla Bono. Se refiere a “Sensemayá” de José Antonio Rincón y “Sabiá, coração de uma viola”, de Aylton Escobar. “Espero que sea muy divertido parta el público, en el sentido de variado”, apunta la directora.

Conciertos anteriores: Beethoven y el Cuarteto Académico UC
Cuarteto academicoUn foco del Ciclo de Verano 2020 está en el inicio de las celebraciones de los 250 años del nacimiento de Ludwig van Beethoven. En la primera jornada, el lunes 13 de enero, se programó el Cuarteto Op. 18 n°6 del genio alemán, con el Cuarteto Nº2 de Alexander Borodin. “Son pilares del repertorio para cuarteto de cuerdas”, comenta Penelope Knuth (viola), quien conforma el Cuarteto Académico UC junto a Frida Ansaldi y Gonzalo Beltrán (violines) y Alejandro Tagle (violonchelo). “Estas obras fueron escritas con 80 años de distancia, pero se llevan muy bien porque tienen varias cosas en común. Primero que todo, el carácter; ambas son alegres y bonachonas. Además, ambos cuartetos tienen en su último movimiento una especie de introducción que resulta bastante curiosa. En el caso de Beethoven, es una melancolía bastante misteriosa que adelanta, de alguna manera, lo que vendrá en el futuro, en sus últimos cuartetos. Y la introducción del último movimiento en el caso de Borodin tampoco es obvia, es una especie de melodía sinuosa, cromática, interrumpida por intervenciones de notas rápidas”, detalla Knuth. La violista aclara que ambos cuartetos son “muy populares y queridos por el público”, en particular, el Cuarteto n°2 de Borodin, pues la melodía de su movimiento lento se hizo masivamente conocida a través de la canción “And This Is My Beloved”, del musical “Kismet”. “Es una melodía romántica perfecta para una canción de amor”, dice.

Martes 14: Orquesta de Tango
3 Orquesta tango felix verdiLa segunda jornada del Ciclo de Verano del IMUC, el martes 14, apelará a la memoria popular de la música y será protagonizada por la Orquesta de tango Félix Verdi (20 horas, Patio de la Biblioteca). “Será un recorrido por diferentes estilos, épocas y gustos. La idea es que el público recuerde a grandes autores que marcaron épocas, pues el tango ya no es patrimonio de una generación, sino de todos. Queremos llegar a aquél que le gusta el tango tradicional y a aquél que le gusta el tango más moderno o contemporáneo”, adelanta Daniel Lewin, director de esta orquesta que cuenta con viola, violín, acordeón, contrabajo, flauta traversa, bandoneón y piano, además de las voces solistas de Víctor Mesarina y Rodrigo del Pozo. Así, por ejemplo, en el repertorio elegido está “Don Juan”, de Ernesto Ponzio, y también está “Otoño porteño”, de Astor Piazzolla. Se sumarán una docena de temas, de autores como Aníbal Troilo y Horacio Ferrer, y también emblemas como “Por una cabeza”, de Carlos Gardel, y “La cumparsita”, de Gerardo Matos Rodríguez. “El tango sigue vigente porque, más allá de un estilo, marca una forma de vida”, asegura Lewin.

Miércoles 15: Barroco francés: Estudio MusicAntigua UC

4 EMALa tercera jornada del Ciclo de Verano UC, el miércoles 15, se consagrará al Barroco francés, y con un conjunto de músicos especialistas. El Estudio MusicAntigua UC presentará el programa “Toutes les sonneries du monde” (20 horas, Templo Mayor). El título alude al premiado filme francés, pues abordarán piezas de compositores que pertenecieron a las cortes de Luis XIV, Luis XV y Luis XVI, y el término sonneries (sonerías) hace referencia a los juegos de campanas que Marin Marais usó como base para una de sus más célebres creaciones.

Interpretarán dos obras que consisten en secuencias de danzas: la Suite “Piezas en Trío”, de Marin Marais, y “Deuxième Récréation de Musique”, Op. 8, de Jean-Marie Leclair. Sergio Candia, director de Estudio MusicAntigua UC, aclara que “son piezas escritas a tres voces, pero nosotros las orquestamos de acuerdo con los criterios de la época, y las tocaremos además con instrumentos que son copias históricas”. Así, explica, “el público podrá conocer las versiones orquestales de esta música, que muchas veces en las grabaciones sólo cuenta con tres voces, por ejemplo, con dos violines y un clavecín, pero que en su época se interpretaba por medio de una pequeña orquesta barroca, pues necesitaba variedad de colores y tempos”. El contraste estilístico entre ambas obras, asegura, es significativo. “La de Marais es más temprana, del 1690 aproximadamente, es decir, de la época del reinado de Luis XIV, y esas piezas son todas perfectamente bailables en una reunión social. En cambio, en la Recreación de Música que hace Leclair, ya estamos en la tercera década del 1700, y corresponde al estilo galante, que es mucho más estilizado; son danzas más elaboradas e incorporan variaciones, por lo cual solamente podrían haber sido bailadas por profesionales de un ballet”, dice Candia.

Jueves 16: Cuarteto de Saxofones Oriente
5 Cuarteto de SaxofonesEl jueves 16, en la cuarta jornada del Ciclo de Verano UC, el Cuarteto de Saxofones Oriente presentará el programa “Un arcoíris latinoamericano”, con un nutrido catálogo de la región (20 horas, Patio de la Biblioteca). “El ambiente en estos conciertos tiene algo de vacaciones, y por eso interpretaremos obras que tienen influencia de la música popular latinoamericana, para que el público disfrute un repertorio que le sea conocido y agradable”, anuncia Miguel Villafruela, saxofón tenor y director de este cuarteto de vientos. En esencia, la gran mayoría de las piezas elegidas incorporan danzas locales. Y muchas serán estrenos en el país, entre otros, “Conga Habanera” y “Mambo”, de Armando Rodríguez, y “Danzón Yolanda” de Jorge Luis Sosa, ambos cubanos. Habrá también dos chilenos, a través de obras que les comisionó el Cuarteto de Saxofones Oriente: “Salido del agua”, de Sergio Berchenko, y “Tonadita Santiaguina” de Felipe Salinas. Villafruela destaca también la singular sonoridad de esta formación instrumental, que “nada tiene que envidiarle al cuarteto de cuerdas. Además, el Patio de la Biblioteca, donde haremos el concierto, tiene muy buena acústica para un ensamble de instrumentos con tanto vigor y potencial sonoro”

Programas de los conciertos (clik aquí)