expand_less

Oriana Silva: “El Cuarteto para el fin de los tiempos combina dos aspectos fundamentales de Messiaen; su profunda fe católica, que le otorga un carácter trascendental y espiritual, y su amor por los pájaros”

10 de julio de 2024


La icónica creación de Olivier Messiaen es un hito del siglo XX y llegará a la 60a Temporada de Cámara UC con una sola función. El compositor francés la creó y estrenó en un campo de prisioneros, en 1941, y en ese contexto "de incertidumbre, miseria, devastación y de enorme sufrimiento y desesperanza", explica la violinista, la idea de "fin de los tiempos" es representada a través de ritmos complejos y estáticos que se suman a una armonía que bebe de otras culturas y del canto de los pájaros. Junto con Oriana Silva actuarán otros tres profesores de Música UC: David Medina, Celso López y Liza Chung.

photo_camera Oriana Silva, violinista, concertino de la Orquesta Usach y académica del Instituto de Música UC. Foto: Música UC.

Será uno de los hitos de la 60a Temporada de Cámara UC. El miércoles 17 de julio cuatro profesores del Instituto de Música UC abordarán el Cuarteto para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen (1908-1922), una obra cumbre del siglo XX.

La violinista Oriana Silva, el clarinetista David Medina, el violonchelista Celso López y la pianista Liza Chung asumirán este desafío interpretativo en un único concierto, a las 19:30 horas en el Auditorio del Centro de Extensión Oriente UC (Jaime Guzmán 3.300, inscripción gratuita).

Oriana Silva, violinista, concertino de la Orquesta Usach y académica del Instituto de Música UC. Foto: Música UC.

Oriana Silva, violinista, concertino de la Orquesta Usach y académica del Instituto de Música UC. Foto: Música UC.

"Desde 2021, año en el cual se cumplieron 80 años del estreno de esta obra, teníamos pendiente que se incluyera en la temporada. Por diversos motivos no se había podido hacer, pero este año estamos felices de concretar este deseo", revela Oriana Silva, académica que presentó esta propuesta para la programación 2024 del Instituto de Música UC.

La violinista es, además, concertino de la Orquesta Clásica Usach, tal como los profesores David Medina y Celso López, quienes son solistas de clarinete y de violonchelo, respectivamente, en la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile.

"Para mí, como músico principalmente de orquesta, es primordial tocar en formato de música de cámara. En este caso, con mis colegas del Instituto de Música UC debemos tomar juntos las decisiones que nos lleven a interpretar nuestra versión de la obra", detalla Oriana Silva.

"Ha sido muy grato compartir este trabajo, además porque esta obra es particularmente demandante para cada uno de nosotros, y en lo personal me ha tocado seguir descubriéndola en amenos ensayos", agrega.

"Lo que conmueve profundamente de esta obra, es el hecho de haber sido concebida durante las inhumanas condiciones de la guerra, durante la reclusión de Messiaen en un campo de prisioneros alemán"- Oriana Silva

El Cuarteto para el fin de los tiempos fue estrenada en 1941 en el campo de reclusión de Görlitz, ante 400 prisioneros y guardias. Olivier Messiaen la compuso en cautiverio, en plena Segunda Guerra Mundial y la poco habitual conformación instrumental para la cual escribe tiene una razón práctica.

Liza Chung. Foto: Gonzalo Beltrán.

Liza Chung, pianista y profesora del Instituto de Música UC. Foto: Gonzalo Beltrán.

"Lo que conmueve profundamente de esta obra, es el hecho de haber sido concebida durante las inhumanas condiciones de la guerra, durante la reclusión de Messiaen en un campo de prisioneros alemán", destaca Oriana Silva. "Fue compuesta para esta combinación de instrumentos, porque eran los músicos que había disponibles y con quienes Messiaen compartía la misma condición de prisioneros. Y en el año 1941, a un año de su composición, fue estrenada en ese mismo lugar de reclusión", agrega.

David Medina, en concierto previo. Foto: Música UC.

David Medina, solista de clarinete de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y profesor del Instituto de Música UC, en concierto previo. Foto: Música UC.

Olivier Messiaen era una persona espiritual y en su Cuarteto para el fin de los tiempos extiende las palabras del Ángel en el Apocalipsis de la Biblia. Profundiza en ello Oriana Silva: "Esta obra combina dos aspectos fundamentales de la vida de Messiaen; su profunda fe católica, lo que le otorga el carácter trascendental y espiritual a la obra. Y por otro lado, su amor por los pájaros, que lo llevó a ser un reconocido ornitólogo, conocedor especialmente de sus cantos".

"La idea del 'fin de los tiempos' es representada a través de ritmos complejos y estáticos, lo que le da una sensación atemporal" - Oriana Silva

El momento histórico y las circunstancias en las cuales Messiaen crea esta obra son determinantes en lo que la música misma expresa, pero también en la forma de expresarlo: con innovaciones rítmicas que dejaron una profunda huella en la música de tradición escrita.

Celso López, en concierto previo. Foto: Música UC.

Celso López, solista de violonchelo de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y profesor del Instituto de Música UC, en concierto previo. Foto: Música UC.

Lo explica la profesora Silva: "Es en ese contexto de guerra, una época de incertidumbre, miseria, devastación y de enorme sufrimiento y desesperanza, cuando aflora la idea del 'fin de los tiempos', que es representada a través de la utilización de ritmos complejos y estáticos, lo que le da una sensación atemporal. A la vez, la armonía que utiliza Messiaen está influenciada por otras culturas y esto, sumado al canto de los pájaros, le otorga un singular carácter espiritual a la obra".

 

 

Comparte nuestro contenido en: