Mathias Eduardo Méndez Montes – Concierto de título

23 de enero de 2020


Web Titulo Mathias Mendez

AFICHE

Fecha: Jueves 23 de enero del 2020
Hora: 18:00 hrs.
Lugar: Auditorio IMUC
Mail de contacto: memendez1@uc.cl
Teléfono de contacto: 988256968

Programa

Parte I

Giovanni Bottesini (1821 – 1889)
Elegia in Re per Contrabasso e Pianoforte
Gioachino Rossini (1792 – 1868)
Duetto per Violoncello e Contrabbaso (1842)
I. Allegro
II. Andante mosso
III. Allegro
Alfred Désenclos (1912 – 1971)
Aria et Rondó (1952)

Parte II

Nino Rota (1911 – 1979)
Divertimento Concertante per Contrabasso e Pianoforte (1967 – 1973)
I. Allegro: Allegro maestoso
II. Marcia: Alla marcia, allegramente
III. Aria: Andante
IV. Finale: Allegro marcato
Astor Piazzolla (1921 – 1992)
Kicho

Intérpretes invitados:
Danilo Rodríguez, piano (cotutor)
Pablo Silva, violoncello

Notas al programa
Giovanni Bottesini es considerado uno de los más importantes intérpretes y compositores en el universo del contrabajo. Siendo también director de orquesta, frecuentaba llevar su contrabajo al escenario en los intermedios, para interpretar sus piezas que adquirieron gran fama. Probablemente la Elegia in Re fue su pieza predilecta. De ella se han encontrado numerosos manuscritos, con diferentes modificaciones y con anotaciones para acompañamiento de orquesta y piano. La obra expresa un lamento con vehemente nostalgia y culmina en el triunfo de la retrospección.

El Duetto de Rossini fue compuesto en Londres en honor a otro importante y destacado contrabajista italiano, Domenico Dragonetti, quién también tocaba el violoncello. Desarrolla las posibilidades técnicas de ambos instrumentos, con notas ágiles y vivas, añadiendo lo lírico y dramático del bel canto, muy presente también en Bottesini. El movimiento Allegro funciona a través de un intenso y vivaz diálogo, con espacios para el virtuosismo. Continúa el movimiento Andante mosso, con dos interesantes temas contrastantes acompañados por medio de pizzicatos y dobles cuerdas, finalizando con un vigoroso tercer movimiento Allegro, de estilo intrépido y con un cómplice acompañamiento.

Con influencias modernas y del jazz, Désenclos gana un exigente concurso de composición del Conservatorio de París, con su Aria et Rondó, dedicada al profesor de cátedra Delmas-Boussagol. Escrita para afinación orquestal, la pieza evoca al ambiente nocturno de un café parisino. El Aria es expresiva y atmosférica, comenzando desde el registro más grave y ascendiendo rápidamente al agudo. La expresividad es explorada con los recursos de la armonía modal y la imitación con el piano. Contrasta con el Rondó (Presto), jazzístico y rítmico, con un tema alegre y sincopado, seguido de una sección de walking que conduce a una cadenza (solo) cargada de armónicos y rubatos, para luego dirigirse a una aliteración que culmina en clímax.

Se ha dicho que Giovanni Rota Rinaldi, es uno de los compositores renovadores de la música italiana del s. XX. Su estilo es característico, con una inmediatez de gesto y un lirismo particular. Sus numerosas composiciones, lo han llevado a la fama en la música docta y en el mundo del cine, donde destaca la famosa banda sonora de la película ‘’El Padrino’’.

Divertimento Concertante fue dedicado al gran maestro del contrabajo, Franco Petracchi, valorado por su aporte al desarrollo del instrumento. Fue compuesto en tiempos en que ambos eran docentes en el Conservatorio de Bari (Italia). Nino Rota tenía su oficina situada debajo de la sala de clases de la cátedra de Petracchi, por lo que constantemente escuchaba los ejercicios y escalas de los estudiantes. La obra es emocionante y exigente, tiene sensación de concierto y revela muchas posibilidades del contrabajo como solista, desde dobles cuerdas a pasajes en registro muy agudo. Cada movimiento es contrastante y cargado de color, con una sensación neoclásica, su música es viva, profunda y sarcástica, no lejos de Shostakovich y Prokofiev. Debido a su carácter y estilo se ha convertido en un clásico moderno para las y los contrabajistas alrededor del mundo.

El primer movimiento, el más largo de los cuatro, comienza con una gran tutti (piano solo) en donde se presentan los temas, con mucho espíritu, dramáticos y rapsódicos. Contiene una cadenza en donde se explora toda la amplitud del registro del contrabajo, finalizando con un gesto sorpresivo que da paso al siguiente movimiento. La Marcia fue lo primero en ser compuesto y recrea lo que Rota escuchaba de las clases de contrabajo: escalas, arpegios y cromatismos, siempre con notas de humor pero también de ironía. El Aria como pieza escrita originalmente para una película, representa una lenta marcha de exiliados por la noche hasta el amanecer, enfatiza las cualidades líricas, desde arpegios en pizzicatos hasta armónicos esperanzadores. El Finale, es veloz y furioso, con alta complejidad técnica y con una interesante cadenza, llevando la obra a un culminar gratificante.

Astor Piazzola, dedica Kicho a Enrique ‘’Kicho’’ Díaz, contrabajista de su quinteto ‘’Nuevo Tango’’. La obra indaga la revolución del tango propio de Piazzola, donde lo híbrido del género se entrelaza con el desplazamiento del acento en la milonga. Como resultado, una propuesta latinoamericana hacia el mundo, a través de la versatilidad del contrabajo en medio de glissandos y recursos percusivos.

Mathias Méndez Montes

 

Comparte nuestro contenido en: