Titulo Vanessa Espinosa 2

Afiche

Fecha: domingo 24 de noviembre
Hora: 14 horas
Lugar: Club Suizo, Ñuñoa, Duble Almeyda 2191

Programa
Steve Dobrogosz (1956)
Misa Coral-Jazz
Introitus
Kyrie
Gloria
Credo
Sanctus - Benedictus
Agnus Dei

Intérpretes
Vanessa Espinosa H., dirección

CORO HUITZIL
Sopranos: Martina Carreño, Victoria Collins, Matilde Dezerega, Jacinta Guilleminot, Carla Jiménez, Fernanda Morales, Belén Torres, Natalia Vidal.
Altos: Sofía Álvarez, Catalina Araya, Tamara Cáceres, Caterina Espinosa, Josefina Guilleminot, Camila Núñez, Ignacia Salas.
Tenores: Vicente Barba, Albert Hepner, Daniel Hidalgo, Héctor Pilar, Nicolás Sobarzo.
Bajos: Pedro Carmona, Juan Luis De Camino, Antonio Espinosa, Luis Gostín, Steffan Widemann.

Orquesta
Violines I: Darío Tapia*, Camila Andrade, Anaís Burgos
Violines II: Cristhian Collao, Francesca Montefusco, Constanza Toledo
Violas: Ítalo Opazo, Daniel Carrillo
Violonchelos: Samir Barrientos, Pablo Brown
Contrabajo: Felipe Donoso
Piano: José Tomás Moscoso (cotutor)

*Concertino

 

Notas al programa

Steve Dobrogosz, nacido en Pensilvania en el año 1956, es un compositor y pianista estadounidense que desde 1978 reside en Estocolmo (Suecia). Fue en este lugar en donde comenzó su fructífera carrera musical. Su  producción es extensa y variada, abarcando géneros propios del siglo XX como el jazz coral e instrumental, jazz contemporáneo, música coral, canciones pop y música para piano.

El programa consiste en la Misa de 1992, interpretada en más de 40 países y que en esta  ocasión se estrena en Santiago de Chile. Está escrita para coro mixto, orquesta de cuerdas y piano. Este último tiene un papel protagónico y solístico, con lucidos pasajes virtuosos y expresivos, en tanto las cuerdas asumen fundamentalmente el acompañamiento del coro. 

La obra conserva el texto en latín y se ciñe al ordinario de la misa: Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus, Benedictus y Agnus Dei. Como complemento, una breve introducción de cuerdas y piano  conduce al Kyrie. La obra en su conjunto, y a pesar de la brevedad de su extensión, resulta muy exigente en términos de técnica vocal, afinación, resistencia respiratoria, fonética y precisión rítmica, dada su naturaleza potente y chispeante con melodías atonales e intervalos disonantes. El tempo y la dinámica varían continuamente dando lugar a notables contrastes. Lo anterior exige gran lucidez y concentración por parte de los ejecutantes.

Una leve aproximación estética hace evidente la estrecha relación del compositor con el jazz, admirablemente integrado en el texto sacro. Recursos tales como las secciones de  ritmos enérgicos y sincopados, los cambios de métrica, el swing y la improvisación (a cargo del piano) lo muestran con elocuencia, finura, expresividad y reciedumbre.

El nombre de la agrupación coral, Coro Huitzil, es de origen Náhuatl y significa colibrí o pajarito zumbador; el rápido batido de alas representa la eternidad, el infinito y la continuidad. Son mensajeros, guardianes del tiempo y además transmiten amor, belleza y alegría. En los Andes significa resurrección.

Vanessa Espinosa