Ensamble Contemporáneo UC: un hito del siglo XX y chilenos del XXI

ensamble contemporaneo 2016 El concierto del Ensamble Contemporáneo UC se realizó el 21 de noviembre de 2016 en el GAM. Foto: IMUC.

Con la dirección de Aliocha Solovera y Luis Alberto Latorre como solista, su interpretación del Concierto para piano de György Ligeti fue calificada como “un triunfo de la voluntad” por el crítico Jaime Donoso. Revive este hito musical de 2016 en streaming, el martes 9 de junio.

En su 56ª Temporada de Conciertos, que se realiza en streaming por la emergencia sanitaria, el Instituto de Música UC presentará el 9 de junio el registro grabado en vivo de uno de los hitos musicales de la escena nacional del año 2016 y que corresponde a una de las jornadas del XXVI Festival de Música Contemporánea UC.

La protagonizó el Ensamble Contemporáneo UC, que dirige Aliocha Solovera y que ofreció, con Luis Alberto Latorre como solista, la primera interpretación por parte de músicos chilenos de una pieza clave del célebre compositor húngaro György Ligeti (1923-2006), al cumplirse diez años desde su deceso: su Concierto para piano (1988).

“Lo imposible hecho posible”, fue el título de la crítica a este concierto que publicó en El Mercurio Jaime Donoso. Aclaró que existía gran expectación porque “se escucharía la versión completa, con sus cinco movimientos, de una partitura sorprendente, un pilar en la producción del compositor húngaro y un referente para la música de la segunda mitad del siglo XX”.

El crítico fue enfático en su balance final: “La calidad del concierto lo dejó establecido como un hito, tanto por la oportunidad de oír la obra como para admirar el excelente nivel de los intérpretes (…). El pianista Luis Alberto Latorre ya nos tiene acostumbrados: descuella en todo lo que propone, sea un Concierto de Beethoven o una obra contemporánea. Su participación fue un ‘triunfo de la voluntad’ y fue felizmente secundado por el excelente ensamble y la certera dirección de Aliocha Solovera”.

El solista: un triunfo de la voluntad

luis alberto latorre
“El Concierto de Ligeti lo he escuchado toda mi vida, y le tenía harto susto”, reconoce Luis Alberto Latorre. Foto: IMUC.

“A Ligeti lo descubrí por sus obras sinfónicas y corales como Lux Aeterna y Réquiem. Siempre me encantó su idea de cardúmenes, de agrupaciones sonoras donde un coro por ejemplo canta en su totalidad, pero cada voz va haciendo una voz distinta, una nota distinta; me gustaban esas atmósferas”, cuenta Luis Alberto Latorre.

“Ligeti es un compositor muy querido por los pianistas, sobre todo por sus tres volúmenes de Estudios. Es el continuador del virtuosismo y la fantasía pianística que hizo Bartók”, agrega el profesor del IMUC, piano solista de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y Premio Presidente de la República 2016.

“Este Concierto lo he escuchado toda mi vida, y le tenía harto susto. Es la obra que representa el pensamiento pianístico de Ligeti. Es importante, pero se toca muy poco porque es muy difícil. No es una obra muy larga, pero sí muy compleja, con un virtuosismo desatado, sobre todo a nivel polirrítmico. Ligeti se basa en ritmos africanos, que le encantaban, y el resultado es una pieza llena de color, de ritmos y de disonancias”, asegura el pianista.

Coincide Aliocha Solovera, también profesor del IMUC y director del Ensamble Contemporáneo UC. “Presenta bastantes dificultades en lo rítmico, en las polimétricas, en el trabajo de superposiciones métricas complejas. De repente distintos grupos tocan en distintas métricas, y también hay bastante dificultad en lo técnico porque a veces se usan registros muy extremos. Es bastante exigente para los instrumentos en general, pero yo diría que la mayor dificultad está en la parte de piano, sin duda. Es considerado uno de los Conciertos más difíciles que hay para piano, entonces el mayor mérito es del solista, Luis Alberto Latorre”, asegura el compositor.

“Es muy importante que la música chilena se entienda como parte de una música universal”

aliocha solovera“Es motivante para los compositores escuchar estas obras en vivo, y también para el público”, asegura Aliocha Solovera. Foto: IMUC.

El programa del concierto que se transmitirá el 9 de junio se completa con cuatro composiciones nacionales. “Siempre tratamos de vincular la música chilena a la música universal; buscamos grandes obras del siglo XX, que son de referencia y obras nuevas nacionales”, explica Solovera.

Se ofrece el estreno absoluto de Nudo, de Camilo Roca (1995), y el estreno en el país de Voy y vuelvo de Felipe Pinto D'Aguiar, y de New Forms of Asymmetry, de Pedro Álvarez (1980), que cuenta con el guitarrista Diego Castro, profesor del IMUC, como invitado. Las tres piezas fueron compuestas en 2015. Roca, en ese momento, era alumno del IMUC y hoy está haciendo su posgrado en el Conservatorio de Lyon. Pinto es profesor en la Universidad Austral y Álvarez reside en Australia. Además, Luis Orlandini estrena Concordancias de Aliocha Solovera (1963), un encargo comisionado por el premiado guitarrista y profesor también del IMUC.

“Es un programa rico en su variedad de lenguajes, dentro de una línea temporal acotada. Son obras escritas en aproximadamente 30 años que muestran lenguajes diferentes, y que hacen dialogar a creadores nacionales de distintas generaciones con una obra de referencia como el Concierto de piano de Ligeti”, apunta la flautista Karina Fischer, directora del IMUC y miembro del Ensamble Contemporáneo UC.

“Es muy importante que la música chilena se entienda como parte de una música universal, tiene que darse una retroalimentación con lo global”, enfatiza Solovera, quien fundó el Ensamble Contemporáneo en 1999, conjunto que también integran Dante Burotto (clarinete), Penelope Knuth (viola), Davor Miric y Alejandro Tagle (violines). Además, trabajan en forma constante con un elenco de intérpretes especializados, según cada proyecto.

Ensamble Contemporáneo UC: música viva

karina fischer
Este repertorio me brinda la posibilidad del trabajo cercano con compositores y esa es una experiencia muy enriquecedora como intérprete”, dice Karina Fischer. Foto: IMUC. 

En sus 21 años de vida, el Ensamble Contemporáneo UC ha estrenado cerca de 200 piezas, entre creaciones nuevas chilenas y obras universales que no se habían tocado en el país. “Ser parte del ensamble es muy lindo porque me da la oportunidad de estudiar e interpretar obras del repertorio actual en un ambiente lúdico y de confianza. Es un espacio que valoro mucho, y creo que es relevante que se interprete música actual porque es lo que está ocurriendo ahora. Es la posibilidad de acercarnos al pensamiento y la creación actual”, destaca Fischer.

“En la música contemporánea hay una articulación del lenguaje, de los sonidos, que no son ajenos a la tradición, sino que justamente llegan desde ella misma. Este repertorio me brinda la posibilidad del trabajo cercano con compositores y esa es una experiencia muy enriquecedora como intérprete”, revela la flautista.

Tras formarse en Austria, Solovera volvió a Chile a fines de los años 90 y decidió fundar el Ensamble Contemporáneo UC porque vio una necesidad. “Casi no había obras para ensamble, eran todas de cámara chicas, hasta quintetos. Yo había hecho un curso de dirección para ensamble de música contemporánea cuando estudiaba todavía en Austria y no tenía tan claro que eso lo iba a llevar a un trabajo tan concreto”, recuerda.

Ese vacío en el medio musical nacional, en todo caso, se conjugó con otra motivación personal. “Hay una necesidad que creo que todo compositor tiene, de vincularse con la práctica. Eso es nuestro cable a tierra, porque uno puede escribir algo en el papel, pero después eso tiene que realizarse y muchas veces si uno vive en el mundo del escritorio le puede ser poco conocido el otro lado, el lado de la práctica, de lo viable, de lo difícil, de lo fácil, de lo que se puede, de lo que resulta, de lo que no resulta. Una de las dificultades que tenemos hoy día los compositores es no tener esa práctica que antiguamente los compositores tenían. Era normal que Beethoven dirigiera sus obras, y que tocara sus conciertos, eso hoy día no es tan así”, cierra Solovera.

Escucha este concierto a las 18:00 horas del martes 9 de junio aquí.

Información periodística: Romina de la Sotta | Extensión IMUC