“Carmina Burana” en streaming: elencos de la UC abordan el popular oratorio

carmina burana imucEl 7 de julio de 2020 se transmite el registro de la entrega de “Carmina Burana” del 9 de julio de 2019 en el GAM. Foto: Carlos Arriagada.

La 56ª Temporada del IMUC presenta el 7 de julio un registro de la famosa obra de Carl Orff, con dos coros y un ensamble instrumental de la UC. Claudia Pereira y Patricio Sabaté, dos de los solistas vocales, descifran por qué es tan querida esta pieza.

Es una de las obras favoritas del gran público; todas las funciones se realizan a tablero vuelto y cuesta encontrar a alguien que no pueda tararear su obertura O Fortuna. “Carmina Burana”, de Carl Orff, sólo ha conocido el éxito desde su estreno, en 1937. Este oratorio fue programado para el martes 7 de julio en la 56ª Temporada de conciertos del IMUC, en una transmisión en streaming que se realiza a las 18:00 horas en Musica.uc.cl, YouTube y redes sociales.

“Es una de las obras sinfónico corales más interpretadas del repertorio, junto con la Novena de Beethoven y el ‘Réquiem Alemán’”, apunta Patricio Sabaté. El barítono es uno de los solistas vocales del concierto que se transmitirá, junto a la soprano Claudia Pereira y el tenor Rodrigo del Pozo, todos profesores del IMUC. Con la dirección general de Christian Lorca, participan el Coro de Cámara UC, el Coro de Estudiantes UC, el Grupo de Percusión UC, y un ensamble instrumental que integran Luis Alberto Latorre y Mario Alarcón (pianos), Gerardo Salazar (timbales), y Joaquín López y César Vilca (percusiones).

“Ésta es una reducción del propio Carl Orff para dos pianos, orquesta de percusión más coro y solistas. Está tan bien hecha que se escuchará exactamente lo que suena con una gran orquesta de cien músicos. Uno puede apreciar muy bien la obra”, asegura Sabaté.

Para Claudia Pereira esta pieza “tiene tantos elementos que disfrutar, y tan variados, que todo el público encuentra algo con que fascinarse. Es de gusto bastante transversal y por lo mismo suele programarse una y otra vez, es un éxito asegurado. Tiene un vigor rítmico como pocas obras. Es como las buenas películas de suspenso; tiene patrones rítmicos que se quiebran cada cierto rato y que provocan una sensación de sorpresa y eso es muy fascinante de oír”.

claudia pereira patricio sabateClaudia Pereira y Patricio Sabaté, dos de los tres solistas vocales que abordan el oratorio de Carl Orff. Foto: Carlos Arriagada.

“Los poemas hablan acerca de la verdad tangible del mundo”

Las famosas melodías de este oratorio, y un seductor vigor rítmico dan cuenta de una historia monacal con raíces en el medioevo y vigencia universal: abrazar apasionadamente la vida ante la inexorable rueda de la fortuna. Ese es el mandato de los poemas que musicalizó Carl Orff, y que provienen de una colección bautizada como “Carmina Burana”, que fue descubierta a inicios del siglo XIX, en una abadía bávara.

“Cuando uno enfrenta la partitura ve que está prácticamente en dialectos locales, algunos en un alemán antiguo algunas, otros en un latín, otras en un francés, y eso es porque en ese lugar donde fueron descubiertos se hacía una suerte de encuentros de poetas de toda Europa”, explica Sabaté.

Se cree que los cantos corresponden a los siglos XII y XIII y que fueron escritos por los goliardos, clérigos de vida errante. En ellos, se satiriza a los poderosos de la época, particularmente a la corona y el clero, y, sobre todo, se alaba el gozo de vivir y los placeres terrenales.

“Los poemas hablan acerca de la verdad tangible del mundo, que no tiene que ver con el mundo religioso, sino más bien con el mundo profano. O Fortuna es una oda a la fortuna que a veces es buena y a veces no es buena”, agrega el barítono.

Pereira, en tato, destaca que la partitura es particularmente difícil para los tres solistas vocales: “En el caso del tenor está el registro extremo cantado en falsete casi queriendo que la voz se quiebre constantemente; en el caso del barítono, transita por un registro tan amplio que hace que no cualquier barítono pueda hacer ‘Carmina Burana’, y Carl Orff hace lo mismo en el caso de la soprano”.

Así, todas las arias de la soprano exigen cosas distintas; In trutina está escrita en un registro de alto; Stetit puella es para una voz mucho más lírica y el Dulcissime implica registros sobreagudos. “Eso es muy satisfactorio para mí como cantante, porque permite estar siempre alerta a estar con el instrumento en óptimas condiciones. Desde ese punto de vista, es una obra que me gusta muchísimo como entrenamiento”.

El registro que se escuchará el 7 de julio corresponde a un concierto ofrecido hace un año en el GAM. Los mismos elencos interpretaron también esta obra en el Concierto de Aniversario 2019 de la Universidad Católica, y a ello se suma una tercera presentación ofrecida en enero pasado en el Teatro Municipal de Chillán.

30/06/2020 Información periodística: Romina de la Sotta Donoso | Extensión IMUC