IX Encuentro de Compositores: estreno online de obras creadas en confinamiento

taller musica contemporanea pablo aranda El Taller de Música Contemporánea, interpretando “El desvarío del apuntador”, de Pablo Aranda, en un registro de 2016. Se transmite el martes 4 de agosto. Foto: IMUC.

Con la temática “Poéticas a la distancia”, el evento bienal programó dos conciertos y tres conversatorios desde el 4 de agosto. Participan compositores de seis países. “Podremos ver cuál ha sido su respuesta en la pandemia. ¿Quedarse en silencio o proponer una estética nueva?”, destaca Pablo Aranda, organizador del Encuentro. En el concierto inaugural se estrena una obra creada en confinamiento. Su autor, el brasilero Silvio Ferraz, habla de ese proceso.

Es uno de los eventos más apetecidos por los melómanos apasionados por la creación contemporánea. Desde 2004, el Encuentro Internacional de Compositores UC ofrece cada dos años una panorámica actualizada de la música que se está realizando en distintos países y, al mismo tiempo, la oportunidad de saber cómo piensan y trabajan los compositores invitados.

Con los viajes suspendidos por el Covid-19, la novena versión de este evento se realizará de forma virtual, entre el 4 y el 14 de agosto. Habrá dos conciertos online y tres conversatorios, en los cuales participarán los compositores Silvio Ferraz (Brasil), Iris ter Schiphorst (Alemania), Oscar Strasnoy (Francia), Marcos Franciosi (Argentina) y Juan Andrés Palacios (Bolivia).

La emergencia sanitaria, sin embargo, abre una nueva dimensión en esta edición del Encuentro, que tiene que ver con la naturaleza misma de la composición. “Podremos ver cómo los compositores de distintos países viven la experiencia de la pandemia y cuál ha sido su respuesta en esta situación de confinamiento. ¿Quedarse en silencio, componer, adaptarse a la realidad, proponer una estética nueva?”, destaca Pablo Aranda, profesor de composición del Instituto de Música UC y coorganizador del evento junto con la pianista Fernanda Ortega y el compositor Andrés Núñez Mora, estos dos últimos académicos de la UMCE.

“Cuando todo lo haces en tu casa, componer, comer y dormir, sin contacto con otras actividades, como el teatro, el cine y los conciertos, que habitualmente te retroalimentan, este problema puede traducirse en la composición. He tratado de transmitirle a mis alumnos lo siguiente: nosotros hablamos todo el rato de experimentación y de estados de excepción, de una música marginal, no estandarizada. Y ahora esta idea se traslada a la vida, porque estamos viviendo una situación experimental, no sabemos cuándo va a terminar ni cómo va a seguir. Vivir la experimentación en carne propia puede ser interesante para un compositor”, agrega Aranda.

pablo arandaPablo Aranda (1960), dirigiendo la obra que se presentará en el concierto del martes 4 de agosto en Musica.uc.cl. Foto: IMUC.

“Ojalá que no se vuelva a repetir, porque es terrible en términos sociales, pero es una posibilidad única en donde el compositor en realidad está viviendo la experimentación, y escribiéndola. El mundo poético ahora es una cosa real. Entonces la pregunta es qué hacemos frente a esa realidad; o nos vamos al silencio o somos capaces, desde el lenguaje de la música escrita, de hacernos compañía nosotros mismos, escribiendo música”, agrega el profesor.

El primer concierto del Encuentro se transmitirá a las 18:00 horas del martes 4 de agosto, en Musica.uc.cl, YouTube y redes sociales. Se presentará un registro de 2016 de “El desvarío del apuntador”, que es el primer acto de la ópera de cámara “Cada lenguaje mira con sus propios ojos” (2013) de Pablo Aranda, y se estrenará además “Tornar sonoras fuerzas no sonoras (2020), de Silvio Ferraz.

“Las dos obras se salen de la partitura, con aspectos aleatorios y de mayor libertad de improvisación. En ellas, el rol del intérprete es fundamental, trabaja en el mismo plano que el compositor. Se compone y se prueba, y lo que suena se escribe. A partir de ciertos cánones, el intérprete puede tener una participación absolutamente creativa por medio de la improvisación”, detalla Aranda, quien dirige en el registro de su obra al Ensamble Taller de Música Contemporánea. Actúan Nancy Gómez, voz; Fernanda Ortega, piano; Karina Fischer, flauta; Eduardo Spinelli, clarinete; David Núñez, violín; Héctor Méndez, chelo, y Gerardo Salazar, percusión. El conjunto, que está cumpliendo 20 años, ha grabado repertorio nacional y ha realizado dos giras a Europa y una a México.

Estreno de una obra nacida en el confinamiento paulista

silvio ferraz Silvio Ferraz (1959), compositor brasilero que participará en los conversatorios del 4 de agosto y del 14 de agosto. Foto: Júlio de Paula.

Con cerca de 2,5 millones de contagiados, y más de 88 mil muertes, el impacto del Covid-19 en Brasil es dramático. Lo confirma Silvio Ferraz desde la capital paulista: “Es un momento muy doloroso; afortunadamente la Universidad de São Paulo ha podido entregar acceso a internet y computadores a los alumnos que no tenían. Pero los estudiantes siguen teniendo serias dificultades, por ejemplo, una alumna no pudo participar en un ensayo porque se habían robado los cables de internet en la calle donde vive, para vender el metal”.

Profesor de composición en esa universidad que tiene un sistema de ingreso especial para estudiantes de música en riesgo social, Ferraz lidera el proyecto Grupo Música Actual, GruMA, para introducir en la música contemporánea a jóvenes instrumentistas.

“Con la pandemia, nadie sabía muy bien cómo hacer para que un grupo ensayara de manera online. Por el delay que se produce, es imposible tocar juntos”, aclara. Ante ello, recuperó una idea con la que había trabajado hacía años y que consiste en que cada músico toca según su propio tempo, y eso se yuxtapone. Además, trabajaron con la improvisación.

“Imaginé hacer una música en la que pudiéramos volver sonoras las fuerzas de las distancias, cada uno en su casa, pero aproximados por la internet, y la idea que tuve fue hacer una gran línea melódica que comenzaba muy lenta y termina acelerada y en la cual los alumnos pudiesen improvisar encima, inventando esa línea”, revela el doctor en Comunicación y Semiótica, y autor de los libros “Música e repetição” y “Livro das sonoridades”.

Gruma Silvio FerrazNueve jóvenes instrumentistas del ensamble GruMA de la Universidad de Sao Paulo grabaron a la distancia la obra de Silvio Ferraz que se estrenará el 4 de agosto. Foto: GruMA.

“Entonces tuvimos una gran improvisación, ensayamos esto dos veces, después escribí la guía para la improvisación, se la mandé por email a los alumnos y cada uno de ellos lo grabó en su celular en las condiciones que pudo, en el mes de mayo. Algunos lo hicieron con un celular muy malo, otros tuvieron que salir al medio de la calle a grabar porque dentro de sus casas había mucho ruido”, cuenta Ferraz.

El resultado es la obra “Tornar sonoras fuerzas no sonoras”. Explica su autor que la frase es del filósofo francés Gilles Deleuze, quien parafrasea la frase “Volver visible lo invisible”, del pintor Paul Klee. Los registros, Ferraz los ensambló sobre una grabación en video que había realizado de una nube en movimiento y sumó un texto propio.

“Si hay perros ladrando, ruido de pájaros, familiares que hablan, o un auto que pasa, ese ruido termina siendo parte del proceso y a mí eso me interesa mucho estéticamente. Hace mucho tiempo me interesa ‘romper’ la sala de conciertos y hacer los conciertos en lugares abiertos donde el ruido externo participe”, aclara el compositor brasilero, quien protagonizará junto a Pablo Aranda un conversatorio tras el concierto del martes. Se centrarán en la relación entre el intérprete y el compositor en el siglo XXI.

“El Encuentro de Compositores de la Católica es un polo de conexiones muy importante”, remata Ferraz y cuenta que sus participaciones previas en el evento germinaron en proyectos en distintas ciudades, que además tuvo consecuencia que el estudiante Manuel Gatica fuera a trabajar con él en Brasil por más de un año y que su ex alumno Andrés Mestre terminó siendo profesor en Valdivia. También tuvo comisiones como consecuencia de estos vínculos: dos dúos para Karina Fischer, uno para dos flautas, que grabó con Paola Muñoz y el otro con clarinete, que interpretó con Kathya Galleguillos. Además, para junio estaba programado el estreno, por Guillermo Lavado, de un Concierto para flauta inspirado en el Popol Vuh y los movimientos sociales de Chile.

El Encuentro continuará el viernes 7, a las 16:00 horas, con el conversatorio “Poéticas a la distancia”, con los compositores Iris ter Schiphorst (Alemania), Oscar Strasnoy (Francia) y Juan Andrés Palacios (Bolivia). Moderan los profesores del IMUC Antonio Carvallo y Cristián Morales-Ossio. Inscripciones gratuitas aquí. La siguiente semana habrá un concierto online, el martes 11, y un conversatorio el viernes 14.

La bienal se realiza con apoyo del Goethe Institut, el Instituto Francés de Chile, la Embajada de Suiza, el Centro Nacional de Artes Cerrillos, el Centro Cultural Gabriela Mistral, FocuArt del Gobierno Municipal de la Paz (Bolivia) y Ópera-LAB proyecto de ópera experimental.

280-07-20 Información periodística: Romina de la Sotta Donoso | Extensión IMUC.