Desde el Barroco al siglo XXI: Estudio MusicAntigua UC reconstruye Fantasías de Telemann (2)

estudio musicantigua telemann  El concierto en el cual se estrenaron estas Fantasías para flauta y continuo de Telemann se realizó en octubre de 2016.

Los profesores Sergio Candia, Camilo Brandi y Eduardo Figueroa estrenan 10 Fantasías para flauta y bajo continuo del compositor alemán en el próximo concierto que transmitirá el IMUC el 29 de septiembre.

La 56ª temporada del Instituto de Música UC presenta el martes 29 de septiembre un concierto completamente dedicado a Georg Philipp Telemann, compositor barroco alemán que es considerado el más prolífico de la historia. La transmisión se realizará a las 18:00 horas, en Musica.uc.cl, YouTube y redes sociales, y será seguida por un conversatorio.

Participan tres miembros del Estudio MusicAntigua UC, conjunto residente del IMUC fundado en 1993: Sergio Candia, en flauta dulce barroca; Eduardo Figueroa, en laúd y guitarra barroca, y Camilo Brandi, en clavecín. El concierto fue grabado en vivo en octubre de 2016 en el GAM, dentro del XVIII Ciclo de Música Antigua UC.

En este concierto se estrenó el resultado de un proyecto financiado a través del concurso de Creación y Cultura Artística de la Dirección de Artes y Cultura de la Vicerrectoría de Investigación UC. Este proyecto consistió en la creación del acompañamiento de bajo continuo cifrado de 10 fantasías para instrumento melódico solo de Georg Philipp Telemann (1681-1767).

“En la primera mitad del siglo XVIII aparecieron muchas obras para instrumento melódico ‘a solo’, concebidas para ser ejecutadas sin otros instrumentos de acompañamiento”, explica Sergio Candia. “Su escritura incluía un tipo de diseño denominado ‘pseudopolifónico’, que consistía en simular una o más voces de acompañamiento, o eventuales secciones de acordes figurados como arpegios, con lo que se creaba un ‘bajo continuo’ de acompañamiento subyacente. Este acompañamiento estaba, por así decirlo, inserto en la línea melódica del instrumento”, agrega.

Sin embargo, alerta, esto no implicó que siempre hayan sido ejecutadas “a solo”: era una práctica común que clavecinistas, organistas y laudistas improvisaran un acompañamiento para diversas melodías. Asimismo, aclara, “es muy probable que en su proceso de composición hayan sido preelaboradas en un instrumento armónico, sobretodo de teclado”, pues en muchas de ellas “se advierte trazas de un pensamiento tecladístico y de textura armónica”.

Como parte del proyecto, los tres profesores del IMUC hicieron primero un estudio analítico y de ejecución de las 24 fantasías para instrumento melódico solista creadas por Telemann para flauta, violín y oboe. Seleccionaron diez piezas y Camilo Brandi compuso los acompañamientos según el formato estilístico de bajo continuo.

“Realizamos un estudio comparativo de otras obras de Telemann con acompañamiento de bajo continuo y dedicadas a los mismos instrumentos solistas, tales como la flauta, el violín o el oboe. Por ejemplo, su famosas Sonatas Metódicas, en donde Telemann ofrece ejemplos, escritos por él mismo, no sólo de ornamentación de la línea del soprano o instrumento agudo sino también distintos tipos de diseño de acompañamiento de bajo y con muy detalladas indicaciones de cifrado”, detalla Candia.

Cabe recordar, aclara el flautista, que las fantasías son una especie de compendio de diversos géneros de danza y de carácter de la época y que, por eso, “uno puede advertir claras alusiones, e incluso citas, a obras de los estilos italiano y francés, que Telemann conocía y practicaba con absoluta maestría. Así, al dotar a estas fantasías de un acompañamiento armónico más explícito y desarrollado bajo los mismos términos estilísticos de Telemann, podemos evocar obras de Vivaldi, Couperin, Lully, Corelli, Haendel y Bach, entre muchos otros”.

El codirector del Estudio de MusicAntigua UC destaca que la parte más significativa de este trabajo de creación de bajos cifrados fue de Camilo Brandi. Y que el clavecinista, además, “propone en dos fantasías un acompañamiento de ‘clave obbligato’ o ‘concertante’, siguiendo en esto principalmente los modelos de los seis Conciertos para flauta y clavecín TWV 42, y de las 36 Fantasías para teclado TWV 33 del propio Telemann, como también referentes franceses, como las Pièces de Clavecin en Concerts, de Jean-Philippe Rameau”.

Partitura 1El proyecto incluye la edición de las partituras de las diez piezas. En la imagen, un detalle de una de ellas.

Interpretación históricamente informada

El Estudio MusicAntigua UC es uno de los conjuntos más importantes de nuestro país dedicado a la interpretación históricamente informada. Abordan repertorios desde la edad Media al Barroco con una perspectiva filológica. Han realizado abundantes grabaciones de repertorio europeo y latinoamericano y numerosas giras internacionales, además de una constante labor formativa de las nuevas generaciones.

Por lo mismo, además del estreno de estas reconstrucciones de las obras de Telemann, el proyecto incluye la publicación de las partituras y las grabaciones, para que estén a disposición de estudiantes, profesionales y público interesado.                                   

“El registro fonográfico digital está editado y esperamos que sea publicado hacia fin de este año; estará alojado en alguna plataforma digital y también en Youtube, para descarga libre. En cuanto a las partituras, desde el año pasado están disponibles en IMSLP, que es uno de los repositorios de partituras abierto, de bajada libre, más grande y visitado por músicos de todo el mundo. Nuestro principal anhelo es que sean un aporte a la continuidad del pensamiento y producción creativa de los intérpretes musicales de todo el mundo”, comenta Sergio Candia.

EMA tríoCamilo Brandi, Sergio Candi y Eduardo Figueroa también realizaron un registro fonográfico que será publicado en forma gratuita.

Este trabajo de investigación y creación de acompañamiento, ¿es una parte fundamental de la labor que desarrollan como intérpretes de música antigua? ¿Es distintivo de la interpretación históricamente informada?

“La creación de acompañamiento es sólo una línea de trabajo dentro del enfoque de investigación aplicada a la creación, que es propia de la interpretación históricamente informada. Es justamente este enfoque de trabajo de interpretación y recreación sonora de un corpus de obras creadas en tiempos históricos pasados, y a veces remotos, lo que distingue esta corriente de interpretación musical de otros trabajos de interpretación de arte, que abordan el mismo repertorio de obras antiguas, pero con una ejecución en donde los criterios históricamente informados no son determinantes o significativos en el resultado sonoro o ‘versión’ de la obra. El enfoque históricamente informado contempla, entre otras cosas, el empleo de la notación original, instrumentos de época, técnicas de ejecución y componentes de estilo, conformaciones instrumentales según formato y número de músicos comunes en las prácticas de época y todo lo que hemos podido saber hasta ahora sobre los espacios de representación y los hábitos de las audiencias; todo esto como un mero punto de partida para una interpretación que, en definitiva, se configura según el gusto y hábitos de escucha de las audiencias de nuestro tiempo”.

¿Qué le parece que este concierto en particular se transmita por internet en la 56ª temporada del IMUC? ¿Qué es lo que el público va a poder descubrir en este concierto?

Dadas las condiciones actuales impuestas por esta pandemia de alcance planetario, considero que es una posibilidad más que se abre de ofrecer a cualquier persona el acceso a este modesto pero dedicado trabajo creativo, que emprendimos con mis colegas Camilo Brandi y Eduardo Figueroa, con el objetivo principal de que disfruten la música. Lo que cada uno como auditor y espectador de una transmisión como ésta pueda descubrir es una pregunta abierta y, por fortuna, con tantas respuestas como auditores tenga.

17-09-2020 Información periodística: Romina de la Sotta Donoso | Extensión IMUC