Instituto de Música UC retoma los conciertos de Bach Santiago

bach santiago 2020 Este es el elenco del concierto del ciclo Bach Santiago que se transmite el domingo 29 de noviembre. están justamente en un acceso del Templo Mayor del Campus Oriente. Foto: Carlos Arriagada.

Desde el domingo 29 de noviembre se transmitirán cinco nuevos conciertos del monumental proyecto iniciado por el recordado maestro Víctor Alarcón. La dirección es de Felipe Ramos Taky, se realizan en el Templo Mayor del Campus Oriente UC y un elenco de solistas, conjunto instrumental y coro abordarán 16 cantatas de Johann Sebastian Bach.

Cinco nuevas entregas del ciclo completo de las cantatas de Johann Sebastian Bach ofrecerá desde el domingo 29 de noviembre el Instituto de Música UC. Con la dirección de Felipe Ramos Taky, los conciertos se realizarán en el Templo Mayor del Campus Oriente UC, sin público presencial, y serán transmitidos en streaming a las 19 horas de los días domingo, cada dos semanas, en Música.uc.cl, YouTube y redes sociales.

Así se le da continuidad al monumental proyecto iniciado en julio de 2018 por el recordado maestro coral Víctor Alarcón, quien falleció tempranamente, apenas dos meses después, en un accidente automovilístico

“Bach Santiago es un sueño que Víctor Alarcón tuvo durante mucho tiempo. En el momento en que él fallece de manera inesperada, hay un compromiso desde la Universidad Católica, a través de su rector Ignacio Sánchez, y por supuesto del Instituto de Música UC, de asumir este desafío de llevar a término el proyecto y que Santiago sea la primera ciudad de Latinoamérica donde se realice la integral de las cantatas de Bach”, comenta Karina Fischer, directora del Instituto de Música UC.

Retomar este ciclo era una prioridad para cuando las condiciones sanitarias permitiesen la realización de nuevos conciertos, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad. “Finalmente llegó ese momento. Representa una gran alegría y emoción el reencontrarnos en el Templo Mayor del Campus Oriente para ensayar y para hacer los registros de estos cinco programas de Bach Santiago”, revela la flautista. Destaca, además, la participación de Guido Minoletti, quien acaba de ser galardonado con el Premio a la Música Nacional Presidente de la República. “Él ha trabajado en este proyecto desde el inicio, hemos mantenido los equipos en los que Víctor Alarcón confió para pensar Bach Santiago”, apunta Karina Fischer.

También Felipe Ramos Taky, profesor del IMUC, estuvo en el núcleo central del inicio de Bach Santiago, y asumió la dirección general del proyecto. “Continuar este ciclo es una manera de honrar la memoria y el legado de Víctor Alarcón. Además, ¡es un proyecto tan enorme, que es un honor concretarlo! Tomó mucha fuerza desde el primer momento, y también muchos seguidores, incluso se generó un público distinto, que repletaba cada iglesia donde hacíamos las cantatas los domingos en la tarde”, comenta Ramos Taky.

Organología y tiempo litúrgico

Como parte de su rol como Thomaskantor en Leipzig, Johann Sebastian Bach (1685-1750) debía escribir una cantata cada semana, para el servicio litúrgico del domingo y, en paralelo, formar a los jóvenes músicos que la iban estrenando en la Iglesia Luterana de Santo Tomás, donde él tocaba el órgano. Compuso, en efecto, más de 300, pero sólo 209 se han conservado hasta hoy. Este corpus contiene más de 600 arias, recitativos y dúos. El carácter de cada cantata depende de la conmemoración litúrgica a la que se dedica, y todas son dramáticamente muy ricas.

Los cinco nuevos conciertos del ciclo Bach Santiago se transmitirán desde este domingo, semana por medio, y hasta el 24 de enero. En ellos, cuenta el director, abordarán un total de 16 cantatas del célebre compositor barroco, organizadas según dos criterios; su organología y el tiempo litúrgico para el cual fueron escritas. Participan como solistas las sopranos Claudia Pereira y Pilar Garrido, las contraltos Evelyn Ramírez y María José Uribarri, los tenores Rodrigo del Pozo y Gonzalo Quinchahual, y los barítonos Patricio Sabaté y Pablo Castillo, además de un conjunto instrumental y octeto vocal.

En el primer programa, del 29 de noviembre, se destaca la Cantata BWV 161 Ven, dulce hora de la muerte. “Habla del regocijo que se siente por el dogma de la muerte como redención, y tiene unos números muy distintivos por la voz de la contralto, que además son muy hermosos”, comenta Felipe Ramos.

La Cantata BWV 2 Oh Dios, mira desde el cielo, en tanto, será una de las obras interpretadas en el segundo concierto, el 13 de diciembre. El director explica que es de alta dificultad y que se construye “sobre la base de una sola melodía, que era muy conocida en la época, de los corales luteranos. Es una composición eminentemente coral en la que los instrumentos van doblando las voces del coro”.

El 27 de diciembre se destacará la Cantata BWV 35 Espíritu y Alma se desconciertan, debido a una característica distintiva: el órgano obbligato. “Eso quiere decir que el órgano no sólo ejerce como instrumento en el bajo continuo, sino que tiene una parte propia, y que en la época probablemente era interpretada por el mismo Bach en el órgano”, explica Felipe Ramos Taky.

En estos cinco conciertos se interpretarán, entre otras, la Cantatas BWV 173 Enaltecida carne y sangre, BWV 33 Sólo en Ti, Señor Jesucristo, BWV 108 Conviene que yo me vaya, BWV 104 Tú, Pastor de Israel, escucha, y BWV 28 ¡Alabado sea Dios! Ahora el año llega a su fin.

26-11-2020 Información periodística: Romina de la Sotta | Extensión IMUC.