expand_less

"Admirable reconstrucción del Bach perdido": crítica de la Pasión según San Marcos en El Mercurio

29 de marzo de 2024


"Un trabajo exigentísimo de rescate e interpretación hay tras la Pasión según San Marcos realizada por los conjuntos y solistas del Instituto de Música UC, liderados por Jorge Lavista", destaca Juan Antonio Muñoz. Recalca el "rigor admirable" del director y las entregas de los solistas vocales.

El diario El Mercurio publica en su edición del 29 de marzo una crítica de Juan Antonio Muñoz del Concierto de Semana Santa que se realizó el miércoles 27 de marzo en el Templo Mayor del Campus Oriente UC.

Se titula "Admirable reconstrucción del Bach perdido", y en ella se recalca el aporte que representa la interpretación, en nuestro medio, de una obra sacra de Johan Sebastian Bach cuya partitura no ha sobrevivido hasta nuestros días, por parte del Instituto de Música UC.

"Un trabajo exigentísimo de rescate e interpretación hay tras la Pasión según San Marcos realizada por los conjuntos y solistas del Instituto de Música UC, liderados por el clavecinista, organista y director argentino Jorge Lavista, experto en música barroca y fundador del proyecto Bach Buenos Aires", comenta Juan Antonio Muñoz.

Indica que la versión escuchada "es el resultado de un estudio profundo de la tradición y también de cuanto puede aportar la imaginación"

Asimismo, se recalca la pertinencia histórica de la propuesta: "Sin renunciar a la tradición barroca en cantidad de instrumentos y voces para los corales (ocho en este caso), Lavista, desde el clave, condujo su Pasión con un rigor admirable, atendiendo a los silencios y subrayando innumerables detalles instrumentales, y procuró que los cambios de tonalidad entre fragmento y fragmento no produjeran quiebres en ea atmósfera musical".

Juan Antonio Muñoz destaca como "notables" cinco corales y algunas arias, con la "inspirada ejecución del contratenor José Andrés Muñoz", así como de la soprano Florencia Novoa, quien en Él viene, ya está aquí, señala, "evidenció la belleza de su timbre, su facilidad con los agudos y su musicalidad".

Igualmente, se remarca la entrega que realizaron del dúo ¡Oh, grato grito de muerte! Florencia Novoa y el bajo barítono Arturo Espinosa, con el estudiante de Música UC Juan Cristóbal Undurraga en órgano y oboísta Jorge Cabrera, titulado en Música UC, más el clave y chelo.

"Imposible no mencionar el comprometido trabajo de las violas da gamba (Luciano Taulis y Florencia Bardavid) y del tiorbista Eduardo Figueroa", indica la crítica.

También destaca la entrega del los dos profesores de Música UC, el tenor Rodrigo del Pozo, como el Evangelista, "con larga y destacada experiencia en este repertorio", y el barítono Patricio Sabaté, quien como Jesús estremeció en frases como Mi alma está triste hasta la muerte, Abba, Padre mío, y Elí, Elí, ¿lama sabactini?.

Revise la crítica aquí o a continuación

 

 

 

Comparte nuestro contenido en: