El violinista Gonzalo Beltrán y la soprano Claudia Figueroa profundizan en la relevancia de Bach Santiago: una épica aventura para el público y los músicos

25 de agosto de 2023


El profesor Gonzalo Beltrán y la soprano invitada Claudia Figueroa son parte del elenco que abordará el domingo 27 de agosto las cantatas BWV 179 Mira que tu temor de Dios no sea hipocresía, y BWV 94 Qué me importa el mundo, de Johann Sebastian Bach. Aquí, se refieren a esas obras y también a la relevancia de ser parte de este monumental proyecto iniciado por el recordado profesor Víctor Alarcón.

photo_camera Ensayo parcial del concierto Bach Santiago 35. Foto: Mary Paz Albornoz.

La trigésimo quinta entrega del monumental ciclo Bach Santiago reunirá a voces consagradas y jóvenes promesas de la lírica con profesores y estudiantes del Instituto de Música UC, más invitados. Así se mantiene vivo no sólo el legado, sino también el espíritu original del proyecto iniciado por el recordado profesor Víctor Alarcón en julio de 2018.

Entonces, indicó que junto con la excelencia interpretativa, buscaría convocar a intérpretes jóvenes y consagrados, conjuntos estables e instrumentistas independientes, así como estudiantes de diversos espacios educativos para abordar las más de 200 cantatas de Johann Sebastian Bach.

El domingo 27 de agosto, en un nuevo concierto del Instituto de Música UC, se dará un nuevo paso hacia la meta de convertir a Santiago en la primera ciudad latinoamericana donde se interpretarán todas las cantatas de Bach. Y en ese paso resonará la vocación doblemente educativa y convocante del maestro fallecido en septiembre de 2018.

Evelyn Ramírez, mezzosoprano.

Habrá cuatro solistas vocales, encabezadas por la reconocida mezzosoprano Evelyn Ramírez, cantante que no solamente es número prácticamente fijo en el Teatro Municipal de Santiago, sino que además aborda un amplísimo y exigente repertorio que va desde los roles solistas en grandes hitos sinfónico-corales hasta la más refinada música de cámara.

La soprano elegida es Claudia Figueroa Cisterna, quien a sus 25 años de edad es una de las jóvenes promesas del canto lírico de nuestro país y está dando también sus primeros pasos en la dirección coral: asumió hace un año la titularidad del Coro Sinfónico Municipal de La Pintana, comuna donde creció.

Rodrigo del Pozo, tenor y profesor del Instituto de Música UC. Foto: Gonzalo Beltrán.

Una situación similar se da en las voces masculinas convocadas como solistas para el concierto Bach Santiago 35. Por un lado, actuará el tenor internacionalmente reconocido Rodrigo del Pozo, quien posee una brillante carrera internacional y, de hecho, acaba de retornar de tres presentaciones como solista en Las Vísperas de Monteverdi en Canadá (ver aquí). Por el otro, fue elegido el bajo Camilo Olguín, quien se formó en el Instituto de Música UC justamente con Rodrigo del Pozo, y ha desarrollado una interesante carrera, con repertorios tanto de cámara como corales, en los últimos años.

El bajo Camilo Olguín. Foto: Gerard Hirl.

Las voces solistas, junto a una agrupación vocal y un ensamble instrumental, todos bajo la dirección artística de los profesores de Música UC Rodrigo del Pozo y Gonzalo Beltrán, abordarán  las cantatas BWV 179 Mira que tu temor de Dios no sea hipocresía, y BWV 94 Qué me importa el mundo.

El concierto se realizará a las 18 horas del domingo 27 de agosto, en la Iglesia Luterana El Redentor (Lota 2.330, Providencia). La inscripción es gratuita, aquí, y la presentación será transmitida en directo en musica.uc.cl.

En Bach Santiago 35, el profesor Rodrigo del Pozo está a cargo de la parte la vocal, y de la parte instrumental está a cargo el profesor Gonzalo Beltrán, quien, por lo mismo, actuará como concertino. Calcula que ya ha actuado en una decena de entregas del ciclo Bach Santiago.

El violinista y profesor del Instituto de Música UC, Gonzalo Beltrán. Foto: Carlos Arriagada.

El profesor Gonzalo Beltrán explica que la Cantata 179, con la cual abrirán el concierto, "es como un llamado de atención a que el temor de Dios no sea hipocresía, que no hay que servir a Dios con el corazón falso, como las personas que son muy pulcras por fuera, pero que por dentro no todo es tan puro. Y este llamado de atención culmina con el pecador reconociéndose ante Dios como pecador".

La Cantata 94, aclara, "es más positiva. La persona reniega de los placeres y de los tesoros del mundo; dice 'Ya no quiero nada del mundo y lo importante es que yo ahora estoy con mi salvador'".

La instrumentación, señala Beltrán, es bastante tradicional para las cantatas de Bach, con oboes d'amore, flauta traversa y la cuerda con el continuo. El ensamble instrumental lo completan, por un lado, tres profesores del Instituto de Música UC: Verónica Sierralta en continuo; Carlos Arenas en contrabajo y Natalia Martorell en flauta. Por el otro, indica, "hay músicos invitados que han participado en muchas entregas de Bach Santiago y que, por ello, tenemos un entendimiento bastante fluido".

Ensayo parcial del concierto Bach Santiago 35. Foto: Mary Paz Albornoz.

Ensayo parcial del concierto Bach Santiago 35. Foto: Mary Paz Albornoz.

Así, se suman el violonchelista Sebastián Mercado, a Miguel Ángel Muñoz en el segundo violín, los oboístas Leonardo Cuevas y Roberto Morales, Constanza Muñoz en fagot y Pablo Salinas en viola. El coro, por otra parte, se completará con Florencia Novoa, María José Uribarri y Diego Delpiano.

¿Cómo ve usted el proyecto Bach Santiago, actualmente? Desde afuera se ve más invitados, más estudiantes y jóvenes intérpretes en el Ciclo Bach Santiago. 

"Creo que calza con la visión que tenía Víctor Alarcón al principio, en el sentido de que fuera un proyecto muy integrador, en donde todos participen de verdad, ya sean músicos 'modernos', 'antiguos', ya sean de la Católica o de otras instituciones, de conjuntos estables o de conjuntos ad hoc construidos para el proyecto. Es un proyecto de una tremenda envergadura, entonces se necesita la participación de mucha gente, y yo creo que eso se ha ido cumpliendo; muchas personas han colaborado con esto, tratando de lograr el mejor resultado posible. Así que ha sido una muy bonita colaboración en ese sentido".

¿Qué representa para usted, como intérprete, ser parte de este proyecto, y considerando además la oportunidad que significa para el público general el poder escuchar en vivo todas las cantatas de Johann Sebastian Bach?

"En la vida de músico, uno está acostumbrado a participar en muchos conciertos, con distintos programas, distintas conformaciones, distintos estilos. Pero no son muchas las oportunidades de participar en un proyecto de tan grande envergadura y que dure tanto tiempo. Entonces es muy motivante sentir que uno está contribuyendo un poco a eso, a un proyecto más grande. Creo que el público también tiene la oportunidad de subirse a este barco. No es simplemente un concierto que alguien va a escuchar porque le gustó el programa; hay personas que han ido a muchos de los conciertos del Bach Santiago, que ya lo tienen como un hábito y se han compenetrado tanto con la obra de este compositor, con el estilo, con la forma de las cantatas. Es una aventura bien épica, tanto para el público como para nosotros, porque es un viaje que sabemos que va a durar un montón de tiempo. En los años que llevamos, ha sido mucho texto, mucha música y mucho conocimiento sobre el compositor, y nos quedan todavía un par de años más de este viaje".

Ensayo parcial del concierto Bach Santiago 35. Foto: Mary Paz Albornoz.

Ensayo parcial del concierto Bach Santiago 35. Foto: Mary Paz Albornoz.

La soprano Claudia Figueroa Cisterna (1998), por su parte, comenta que las cantatas que se escucharán son "de alta dificultad, muy desafiantes y hermosas también". E invita a la ciudadanía a "regalarse una bonita tarde de domingo".

¿Qué representa para usted actuar en este concierto con Evelyn Ramírez, una cantante tan importante?

"Estoy entre nerviosa y muy emocionada por la oportunidad. Hay un montón de cantantes súper buenos en nuestro país y no todos tienen la oportunidad de poder mostrar el trabajo que han hecho, entonces siento un agradecimiento muy grande. Evelyn es una gran cantante que yo he admirado desde muy pequeña... Cantar juntas como solistas es una gran responsabilidad, pero la voy a enfrentar con mucha alegría. Es algo que siempre he querido hacer, así que es un gran regalo".

La soprano Claudia Figueroa.

Claudia Figueroa debutó como solista en el concierto Bach Santiago 33, que se realizó en mayo pasado. Junto con agradecer el apoyo de los directores que la han convocado al ciclo, en particular de Felipe Ramos Taky, por haber confiado en su trabajo, señala que la experiencia "ha sido súper enriquecedora, porque cantar Bach es una de las cosas que siempre me ha gustado hacer como cantante, es un repertorio que es muy lindo, y desafiante también".

El concierto Bach Santiago 33, cuando se alcanzaron las 100 cantatas interpretadas, dice, "fue místico". En su mente, entonces, estaba Víctor Alarcón, a quien conoció a los 14 años, cuando ingresó al programa Crecer Cantando. "Eso fue un salto para mí, porque antes sólo había cantado en el Coro del Colegio El Almendral de la Fundación Nocedal. Los solistas eran cantantes líricos, cantábamos obras mucho más complejas, o sinfónico corales, eso me hizo reafirmar que yo quería dedicarme al canto lírico", describe.

Claudia Figueroa, soprano. Foto: Javier Weibel.

Claudia Figueroa estudió cuatro años en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, con Claudia Godoy. Asimismo, fue parte de la primera generación del programa de formación de cantantes líricos FIA YAP de la Fundación Ibáñez-Atkinson y el Teatro Municipal de Santiago. Entonces, por dos años, tuvo clases, por zoom, con figuras como John Noris, coach de la Bayerische Staatsoper, y Bradley Moore, directos asistente del MET de Nueva York, y en el tercer año, con Jorge Hevia en el Teatro Municipal de Santiago."Ha sido la mejor experiencia formativa que yo podía haber tenido aquí en Chile", asegura.

La soprano fue semifinalista en el concurso Mujeres en la Música 2022. Actualmente integra la Camerata Vocal Ignis y el Octeto Vocal del Coro de Estudiantes UC. Hace un año y medio asumió como directora del Coro Sinfónico de La Pintana. Al respecto, indica que "lo mejor es que puedo compartir todo lo que estoy aprendiendo respecto al canto con personas que son de mi barrio de infancia, gente que quizás jamás había cantado en su vida o que no creía que podía tener un espacio como éste".

 

 

 

 

 

Comparte nuestro contenido en: