expand_less

Felipe Ramos Taky dirige al Coro de Estudiantes UC: “Bruckner es un compositor muy comprometido con su fe, y en esta ocasión nos mostrará su lado más íntimo”

17 de abril de 2024


El Coro de Estudiantes UC conmemorará el bicentenario del genio austríaco con motetes que incluyen un cuarteto de trombones y órgano. Además, se interpretará música a cappella escrita en el universo báltico en los últimos 35 años. "La idea no era contraponer los dos estilos, sino juntarlos justamente en relación a la idea de misticismo que los cruza", aclara el profesor Ramos Taky. "Me interesa que los propios estudiantes y el público se formen una idea, como entretejiendo una concepción de lo 'sacro' en comunidad", agrega. "Este concierto es bien peculiar, porque la combinación de coro, órgano y coral de trombones no es algo típico, será una experiencia sonora novedosa", asegura el profesor Héctor Montalván, quien conformará un cuarteto de trombones con tres alumnos de su cátedra.
Felipe Ramos Taky, director coral. Foto: Carlos Arriagada.

photo_camera Felipe Ramos Taky, director coral. Foto: Carlos Arriagada.

El bicentenario del nacimiento de Anton Bruckner marcará una nueva entrega del XXI Encuentro de Música Sacra UC, en un programa que reúne obras procedentes de distintos territorios y épocas, pero que tienen en común, según el profesor del Instituto de Música UC que diseñó ese programa, una misma idea de misticismo.

"Les he pedido a los instrumentistas que pensemos en una sonoridad de fines del siglo XIX y en el coro de pequeña parroquia, donde con suerte se podía contar con los trombones y donde el compositor probablemente tocaba el órgano, para ver cómo los oídos actuales del público reciben esa experiencia mística y espiritual", señala Felipe Ramos Taky, quien conducirá al Coro de Estudiantes UC.

Se refiere a las obras elegidas de Bruckner que presentarán en el programa "Cantus Mysticus", el cual contará además con un cuarteto de trombones y órgano. Esas piezas se articularán con obras a cappella de la escuela báltica, compuestas en los últimos 35 años, y con piezas instrumentales de Beethoven.

Serán dos conciertos, ambos a las 19:30 horas; el martes 23 de abril en el Templo Mayor del Campus Oriente UC (Jaime Guzmán 3.300, inscripción gratuita) y el miércoles 24 de abril en la Parroquia Santa Rita de La Reina (Fernando Castillo Velasco 7376, inscripción gratuita).

A la derecha, Héctor Montalván, profesor de la cátedra de trombón del Instituto de Música UC que actuará con tres estudiantes en el XXI Encuentro de Música Sacra UC. Foto: Carlos Arriagada.

A la derecha, Héctor Montalván, profesor de la cátedra de trombón del Instituto de Música UC que actuará con tres estudiantes en el XXI Encuentro de Música Sacra UC. Dos de ellos, Juan Mansilla y Martín Cayupi, ya presentaron una de las piezas de Bruckner en la inauguración del Año Académico UC 2024, a inicios de abril. En esa ocasión, el cuarteto de trombones se completó con el estudiante Nicolás Quintana. Foto: Carlos Arriagada. 

Un cuarteto de trombones integrado por Héctor Montalván, profesor del Instituto de Música UC, y sus alumnos Luciano Contreras, Juan Mansilla y Martín Cayupi estarán a a cargo de la partida. Interpretarán la Sonata de Daniel Speer (1636-1707), compositor nacido en Breslau, actualmente Polonia, cuyos escritos y obras para trombón tuvieron una influencia significativa en la música barroca germana durante más de un siglo.

Los bronces volverán a tener un rol destacado a lo largo del concierto, pues se sumarán al Coro de Estudiantes UC en algunas piezas de Anton Bruckner (1824-1896) y también en cinco aequali, dos del compositor austriaco -que harán en formato de trío de trombones- y tres de Ludwig van Beethoven (1770-1827)- que ejecutarán en formato de cuarteto. El aequali se caracteriza por ser una pieza para voces o instrumentos iguales y se pueden considerar similares a los corales. "

Héctor Montalván: "Este concierto es bien peculiar, porque la combinación de coro, órgano y coral de trombones no es algo típico, será una experiencia sonora novedosa"

"Este concierto es bien peculiar, porque la combinación de coro, órgano y coral de trombones no es algo típico. Por el contrario, es algo nuevo, interesante, y que está enfocado precisamente a la música litúrgica. Será una experiencia sonora novedosa", comenta el profesor Héctor Montalván.

El académico del Instituto de Música UC califica como "excelente" la posibilidad de actuar con tres estudiantes de su cátedra. "Esta situación tiene varias aristas positivas. La principal, por supuesto, es que los alumnos sean partícipes de nuestra temporada y tengan una práctica real de lo que están aprendiendo en la facultad, porque al final de cuentas la clase es una cosa, pero la práctica, la vida real del profesionalismo es lo que ellos realmente necesitan tener para estar inmersos en esa situación que van a vivir a futuro, si es que no la están ya viviendo ahora", explica.

Martín Cayupi, alumno de Héctor Montalván en el Instituto de Música UC que actuará junto con su profesor y los estudiantes Luciano Contreras y Juan Mansilla. Foto: Carlos Arriagada.

Martín Cayupi, alumno de Héctor Montalván en el Instituto de Música UC que actuará junto con su profesor y los estudiantes Luciano Contreras y Juan Mansilla. Foto: Carlos Arriagada.

Dos de los alumnos de trombón que participarán cursan tercer semestre, y uno está en el quinto semestre de sus estudios.

¿Es interesante que ustedes, como trombonistas, puedan participar en este homenaje a Anton Bruckner considerando lo que hizo este compositor con los instrumentos de bronce, y que ese trabajo es uno de los elementos distintivos de su producción?

"Sí, efectivamente. Es un estilo bien especial. Al ser organista, Bruckner tenía este estilo muy largo, muy grandilocuente. Ahora, nuestro protagonismo es a medias, en realidad el coro y el órgano tienen mucho que decir ahí en el concierto. Como seremos cuatro trombones debemos moderar nuestra sonoridad para tener un balance acorde con el coro y el órgano. No es lo mismo que hacer Bruckner en orquesta, por supuesto que no".

Los cuatro trombonistas en ensayo, 18 de abril de 2024. Foto: Carlos Arriagada.

El programa sumará tres motetes de Bruckner: Afferentur Regi, Libera me II y Ecce sacerdos magnus. También, Escúchanos en el cielo (2005) de la compositora islandesa Anna Thorvaldsdottir (1977), obra que originalmente sería parte del programa "La fragilidad de lo humano", el 9 y 10 de abril pasados.

Esta pieza fue comisionada para la serie de conciertos de verano Skálholt y toma cuatro versos de un antiguo salmo islandés del sacerdote Olafur á Söndum (1560-1627), quien fue un prolífico autor de himnos y poesía secular. Anna Thorvaldsdottir es una figura con peso propio a nivel internacional. Le han comisionado obras las filarmónicas de Berlín, de Nueva York y de Los Ángeles, las sinfónicas de la Ciudad de Birmingham y de Gotemburgo, así como el Ensemble Intercontemporain.

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky. Foto: Carlos Arriagada.

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky. Foto: Carlos Arriagada.

La panorámica báltica se completa con dos estonios: Sieben Magnificat Antiphonen (1991) de Arvo Pärt (1935), uno de los compositores vivos más reconocidos e interpretados en la actualidad, y dos piezas compuestas en 1991: Benedictio y Kiitkem Südamest Mariat, de Urmas Sisask (1960.2022), quien legó un significativa producción sacra, estrechamente vinculada con temas astronómicos.

Felipe Ramos Taky profundiza en el repertorio que abordará con el Coro de Estudiantes UC, un cuarteto de trombones y el organista Danilo Rodríguez, también académico del Instituto de Música UC.

¿La idea original del programa "Cantus Mysticus" era contraponer la tradición de la música báltica a cappella, a través de ejemplos escritos en los últimos 35 años, con el legado sacro de Anton Bruckner a 200 años de su nacimiento? ¿Se enriquece esa propuesta al sumar ahora Escúchanos en el cielo de la islandesa Anna Thorvaldsdottir?

"En realidad, la idea no era contraponer los dos estilos, sino juntarlos justamente en relación a la idea de misticismo que los cruza. En el caso de Bruckner, un compositor muy comprometido con su fe y que creó obras espectaculares para el coro sinfónico; pero que en esta ocasión nos muestra su lado más íntimo: para un coro de parroquia en su ciudad, con textos probablemente utilizados para la liturgia y con esos grandes contrastes a los que estamos acostumbrados en su música, pero llevados a la obra de carácter. Y en el caso de los bálticos: cómo logran magistralmente poner en música lo que muchas veces tiene un componente geográfico; algo estepárico, con hielo y nieve, pero sin montañas ni relieve de altura, algo de brisa marina, etcétera. En esto me adscribo a la teoría que Paul van Nevel tiene sobre la polifonía clásica franco-flamenca".

Ensayo del 18 de abril de 2024. Foto: Carlos Arriagada.

Se refiere al director del Huelgas Ensemble, conjunto que lleva más de 50 años dedicándose al repertorio polifónico de la Edad Media y el Renacimiento. Ganadores del Diapason d'Or, hace dos años lanzaron un disco que retrata las nociones que Van Nevel desarrolla en su libro The Landscape of the Polyphonists: the world of the Franco-Flemish School 1400-1600. La hipótesis del músico belga es que el estilo melancólico de esa escuela imita elementos del paisaje y su entorno, como el silencio, los horizontes sin fin y las brumas.

En cuanto a Escúchanos en el cielo, de Anna Thorvaldsdottir, ¿podría ser considerado un oratorio, siendo una obra para coro mixto? ¿Qué le gustaría destacar respecto del lenguaje de esta joven compositora islandesa que ya ha conquistado a conjuntos como el Ensemble Intercontemporain y las filarmónicas de Nueva York y de Berlín, así como la Sinfónica Ciudad de Birmingham?

"En realidad la obra tiene un contenido muy potente en lo textual, que es 'oro puro' para quienes nos dedicamos a lo coral o vocal porque nos permite interpretar la música con un contenido. La obra es para coro a cappella y si bien el texto es profundo y habla en primera persona a Dios, interpelándolo a veces, no lo catalogaría de oratorio en el sentido estricto. El lenguaje compositivo me interesó mucho y calza perfectamente con la 'estaticidad emotiva' que nos proponen los bálticos. Para mí es muy interesante una frase que dice 'Lo menos importante es cantar, si el amor no está ahí'".

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky, junto al profesor Danilo Rodríguez en piano. Foto: Carlos Arriagada.

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky, junto al profesor Danilo Rodríguez en piano. Foto: Carlos Arriagada.

¿Qué rol juegan en el programa las Aequali de Beethoven y la Sonata de Daniel Speer? ¿Son como interludios instrumentales?

"La de Beethoven está relacionada directamente a lo coral. Son obras instrumentales, pero que tienen una espiritualidad única y mística, a mi juicio; algo inexplicable que conecta con lo interior y lo alto al mismo tiempo. La Sonata de Speer, si bien es anterior, del siglo XVIII, es un excelente ejemplo del contrastante color que puede alcanzar el grupo instrumental, si lo oímos en perspectiva de Beethoven y Bruckner, como es el caso del concierto".

¿Qué nos puede decir de la importancia de la producción de música sacra que dejó Anton Bruckner y de la vitalidad que tiene actualmente ese legado? Si pensamos en particular en cómo trabaja Bruckner con la voz y con los coros, ¿qué lo distingue? ¿Alguna de esas características serán especialmente exhibidas en los conciertos que dará con el Coro de Estudiantes UC, cuarteto de trombones y órgano?

"Por supuesto que el legado de Bruckner es enorme en este sentido; algunos melómanos lo llaman 'el compositor de la fe'. Pero más que su obra grande, aunque hubiéramos hecho felices su Misa en Mi menor que requiere un enorme aparato instrumental, me interesó su obra de cámara, de carácter, de uso litúrgico probablemente; para ponerla en un escenario y despojarla de ese uso, para luego entregarla al oyente 'secular', por así decirlo".

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky, junto al profesor Danilo Rodríguez en piano. Foto: Carlos Arriagada.

Coro de Estudiantes UC, que dirige Felipe Ramos Taky, junto al profesor Danilo Rodríguez en piano. Foto: Carlos Arriagada.

Entiendo que se interpretarán cinco piezas de Anton Bruckner. ¿Son selecciones de obras más grandes o fueron escritas como composiciones individuales? ¿Todas ellas cuentan con trombones y órgano, además de coro? ¿Qué sucede, en términos de color cuando se encuentran el coro y los trombones? ¿Se suman los instrumentos de viento a algunas de las tesituras de la voz o se articulan exhibiendo su distinta naturaleza?

"De Bruckner haremos los dos Aequali para trombones, y tres motetes para coro, órgano y trombones; que son de lo más particular en su producción. Hay dos motetes más, con
trombones, pero que quedaron fuera de este programa: Christus factus est II, que requiere orquesta de cuerdas, e Inveni David, que es para coro masculino. Efectivamente, en este concierto está bien presente la línea del pneuma, del aire, siendo el coro, el órgano y los trombones instrumentos que lo utilizan para generar sonido; eso hace que los timbres y texturas se conjuguen muy bien a la hora de ensamblar juntos. De todas maneras, he pedido al coro y a los instrumentistas que pensemos en una sonoridad de fines del siglo XIX y en el coro de pequeña parroquia, donde con suerte se podía contar con los trombones y donde el compositor probablemente tocaba el órgano; para ver cómo los oídos actuales del público reciben esa experiencia mística y espiritual".

Ensayo del 18 de abril de 2024. Foto: Carlos Arriagada.

En resumen, ¿qué tipo de reflexión ofrece el programa "Cantus Mysticus"? ¿Será una inmersión en los más profundos alcances espirituales que tiene la voz como instrumento?

"Esto es muy importante en relación a la 'Música Sacra', con mayúsculas y en el amplio sentido del término, porque a eso nos dedicamos con el profesor Rodríguez, a estudiar este tipo de fenómenos. ¿No es acaso similar la mística o espiritualidad que podemos recoger escuchando canto a lo divino versus motetes de Bruckner? Dicho de otra manera, ¿cuán sacro es Bruckner y cuán sacro es el canto a lo divino en Melipilla? Me interesa poner estos temas sobre la mesa y sobre el escenario y que los propios estudiantes y el público se formen una idea, como entretejiendo una concepción de lo 'sacro' en comunidad".

 

 

Comparte nuestro contenido en: