Paula Torres: “En estas cantatas de Bach, el mensaje claro y contundente es la renovación a través de la Fe en Cristo”

20 de octubre de 2021


La profesora del Instituto de Música UC debuta el domingo 24 de octubre en el ciclo Bach Santiago. Lo califica como un espacio que permite a la ciudadanía “vivenciar una experiencia tanto estética como espiritual”. Dirigirá las cantatas BWV 38, BWV 93 y BWV 7 en el Templo Mayor del Campus Oriente, con público presencial y transmisión en live streaming.

El domingo 24 de octubre, en el Templo Mayor del Campus Oriente UC, se realizará a las 18:00 horas la vigésimo tercera entrega del monumental proyecto iniciado por el recordado profesor Víctor Alarcón y que convertirá a Santiago en la primera ciudad latinoamericana donde se interpreten todas las cantatas de Johann Sebastian Bach.

El concierto contará con público presencial y con transmisión en vivo y en directo en Musica.uc.cl. El aforo será de 50 personas y se respetarán estrictos protocolos sanitarios, entre ellos, el pase de movilidad, el tamizaje oficial de la UC y el uso permanente de mascarilla.

Un ensamble instrumental y un octeto vocal abordarán las cantatas BWV 38, Desde profunda angustia clamo a ti; BWV 93, Cristo nuestro Señor vino al Jordán, y BWV 7, Quien solo deja al amado Dios gobernar. La dirección estará a cargo de Paula Torres.

Estas tres cantatas, indica la profesora de Música UC, fueron “concebidas por Johann Sebastian Bach para la celebración de tres oficios pertenecientes a los tiempos ordinarios, según el calendario litúrgico. En ellas, el mensaje claro y contundente es el de la renovación a través de la Fe en Cristo; a seguir construyendo nuestra humanidad sobre la firmeza del buen obrar y de la sana conciencia colectiva. Es hora de revisar los fundamentos sobre los cuales edificamos palabra y acción empezando por el acto sincero de agradecer nuestras vidas”.

Entiendo que es la primera vez que le toca dirigir en el ciclo Bach Santiago. ¿Qué representa para usted? ¿Qué desafíos puntuales representa dirigir a Johann Sebastian Bach, a su juicio? ¿Cuáles son las características de este trabajo que le parecen más interesantes o gratificantes?

“Considero que es importante que, si no todos,  la gran mayoría de los que hemos participado de la escena musical en este país, y que con nuestras intervenciones hemos contribuido a crear audiencias, tengamos un lugar en un proyecto tan generoso como éste. A nivel artístico emprender la música de Bach siempre es un desafío con insospechadas retribuciones durante el proceso. Sólo una persona como Víctor Alarcón, que pensaba en el crecimiento artístico del país y que obró de tantas maneras para remover sus cimientos, fue capaz de trazar un sendero en el que los músicos destinaran sus esfuerzos, con una dosis de espiritualidad que sólo el luteranismo y sus lugares comunes con la doctrina católica puede otorgar a una sociedad”.

¿Cómo calificaría el valor del ciclo Bach Santiago? 

“Sin pretender entrar en proselitismo religioso, el tema de la revisión propia de actos y palabras no tiene un lugar cotidiano en sociedades como la nuestra, que sufren la efervescencia propia de contextos sociopolíticos convulsionados. Considero que este espacio del Bach Santiago ofrece una posibilidad al ciudadano de abstraerse del ruido azaroso de la ciudad y, por un momento, vivenciar una experiencia tanto estética como espiritual. Al fin y al cabo esta música fue concebida para la exaltación de la Fe y dirigida hacia el alma del feligrés, buscando sólo magnificar un mensaje de consuelo y esperanza, que, independientemente de los diferentes credos profesados en la actualidad, es lo que cada ser humano busca en el arte y sus expresiones”.

“Estas tres cantatas hablan del espíritu afligido del auditor”

La directora Paula Torres describe, además, los elementos más característicos de las tres obras de Bach que interpretarán en este concierto. “Estas tres cantatas hablan del espíritu afligido del auditor y de cómo su frágil fundamento lo aparta del estado de Gracia. Propone un reencuentro con sus cuitas y una mirada con ‘serenidad cristiana’, como enuncia uno de los recitativos de la Cantata BWV 93, titulada Quien al amado Dios deja actuar. La identificación de los malestares que nos aquejan como comunidad creyente no nos deja ver la cruz de cada individuo, y es ahí donde habita la plegaria sincera, desprovista de exigencias y acompañada de un necesario acto de contrición”, detalla Paula Torres.

Destaca, además que en la Cantata BWV 38 “Bach musicaliza con gran belleza el texto de Martín Lutero”. Y lo cita: “Desde mi profunda angustia clamo a ti / Señor Dios… / ¡que tu oído se incline favorable hacia mí…/ Pues si vas a mirar / los pecados e injusticias / ¿quién podrá sostenerse ante ti?”.

En cuanto a la cantata BWV 7, la directora indica que fue escrita para la conmemoración de la fiesta de San Juan Bautista, y que “ilumina el mensaje de la conversión, y las aguas del río Jordán fluyen como un bálsamo entre los diferentes protagonistas del orgánico impuesto por nuestro compositor residente en Santo Tomás de Leipzig”. Cita también los versos que contiene, y que son de un poeta desconocido: “Ved y oíd, hijos de los hombres / lo que Dios mismo llama bautismo / Ha de haber aquí agua / pero no solo simple agua / La palabra y el Espíritu de Dios /bautizan y purifican a quienes esperan en Él”.

En el concierto del 24 de octubre, el ensamble instrumental lo integrarán Juan Fundas y Diego Villela, en oboes; Felipe Muñoz y Diana Brown, en violines; Álvaro Carreño, en viola; Violeta Mura, en violonchelo, Carlos Arenas, en contrabajo, y Verónica Sierralta, en órgano. El coro lo compondrán las sopranos Daniela Matamala y Jeannette Pérez, las contraltos Cecilia Barrientos y Catalina Menares, los tenores Felipe Gutiérrez y Francisco Espinoza, y los barítonos Leonardo Aguilar y Diego Amengual.

Comparte nuestro contenido en: