Profesores del Instituto de Música UC se adjudican Fondos de la Música

1 de abril de 2021


 Dos profesores del Instituto de Música UC y 19 proyectos en los cuales participan miembros de la comunidad del IMUC se adjudicaron Fondos de la Música 2021.
Fondos de cultura

 Dos profesores del Instituto de Música UC y 19 proyectos en los cuales participan miembros de la comunidad del IMUC se adjudicaron Fondos de la Música 2021.

Un proyecto de Cristian Morales-Ossio y dos de Diego Castro fueron seleccionados en el concurso del Ministerio de las Culturas. También habrá financiamiento para estudios de alumnos del IMUC y proyectos de estudiantes del Doctorado en Artes, ex alumnos y otros profesores y profesionales de la comunidad IMUC.

La comunidad del Instituto de Música UC se destaca en los resultados de la convocatoria 2021 del Fondo de Fomento de la Música Nacional, del Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio.

Dos académicos del IMUC se adjudicaron fondos para tres proyectos: el compositor Cristian Morales-Ossio y el guitarrista Diego Castro Magas. También fueron seleccionadas iniciativas de cuatro ex alumnos y de dos estudiantes del Doctorado en Artes UC, con mención en Música. Igualmente, cinco postulantes obtuvieron recursos para estudiar en el IMUC. Se suman profesionales y conjuntos residentes del IMUC que participarán en proyectos beneficiados.

Cristian Morales-Ossio: “En la colaboración activa entre compositores e intérpretes hay un nicho de investigación y de creación”

En la línea Producción de Registro Fonográfico, fue seleccionado el proyecto del profesor Cristian Morales-Ossio “Obra para piano, accesorios de percusión y electrónica” ($5.997.087).

cristian morales “En la colaboración activa hay un nicho de investigación y de creación; es un conocimiento a poner en práctica con los alumnos del IMUC”, dice el compositor Cristian Morales-Ossio.

El compositor explica que incluye un aspecto composicional y otro de producción: “Es una pieza que imagino más menos de 30 o 40 minutos, para piano y accesorios de percusión. Es para el pianista español Alberto Rosado, quien debe manipular los accesorios de percusión que están adentro del piano y rodeándolo; podemos imaginarlo como un pianista extendido”, adelanta Cristian Morales-Ossio. La obra se estrenará en octubre, y la idea es interpretarla en Salamanca, Madrid y Barcelona, además de Chile. Se grabará, generando un registro de audio y otro audiovisual.

Poder financiar un proyecto de creación, ¿tiene implicancias no solo en su quehacer como autor, sino también en lo que entrega a sus alumnos en el IMUC?

“Sí. Siempre trato de que mi propia experiencia se proyecte en lo que yo enseño. Esta pieza, como muchas de los últimos cinco años, tiene un proceso compositivo que incluye la colaboración activa y creativa del intérprete. Es una manera compartida de concebir la creación musical, a partir de unas directrices que yo mismo despliego. Creo que en esta colaboración activa hay un nicho de investigación y de creación; es un conocimiento a poner en práctica con los alumnos, producto de sus propias rutinas colaborativas con sus compañeros, por ejemplo, de interpretación”.

¿Ser profesor universitario implica no sólo enseñar contenidos teóricos y técnicos, sino también mantenerse vigente, en su caso como compositor, y enseñar también a través del ejercicio de su oficio?

“Exactamente. Si hay algo que yo puedo proyectar en los alumnos es mi propia experiencia. Esa experiencia, de tanto que se desarrolla, se transforma finalmente en un conocimiento práctico y que tiene que ver con las relaciones humanas, algo que me parece que en la música es súper importante. Me interesa cambiar la figura del compositor como una persona aislada del quehacer musical, que incluso a veces parece estar ubicada en una situación piramidal donde él es el ‘jefe’ de un grupo social o de un aparato de producción”.

Diego Castro: Libro multimedia y nuevo disco con música chilena

Diego Castro Magas , coordinador de Investigación y de la cátedra de Guitarra en el IMUC, se adjudicó fondos para dos proyectos. “Grabación de música chilena para cuerdas pulsadas” ($4.456.403) e “Interpretación musical como investigación: una perspectiva desde la guitarra contemporánea” ($2.310.000). Este último proyecto, explica el guitarrista, consiste en traducir, adaptar, actualizar y ampliar su tesis doctoral, que realizó en 2016 en la Universidad de Huddersfield, en Inglaterra. El objetivo es publicarla en formato libro con multimedia. Esos clips audiovisuales resultan relevantes porque documentan procesos interpretativos.

diego castro El guitarrista Diego Castro se adjudicó fondos para un disco de música chilena para cuerdas pulsadas y para un proyecto sobre la interpretación musical como investigación.

“Básicamente, en esta tesis se toman las ideas de Theodor Adorno sobre su filosofía de la reproducción musical y se hacen dialogar con nociones más recientes sobre el rol del cuerpo y el conocimiento corporeizado en la interpretación musical, para luego abordar preguntas sobre la mediación entre el intérprete y la partitura en un repertorio para guitarra; particularmente el que se asocia al término de música compleja”, detalla el guitarrista.

El estudio aborda obras de Brian Ferneyhough, James Dillon, Michael Finnissy, Klaus K. Hübler y Aaron Cassidy, y también nacionales, pues el proyecto contempla redactar un nuevo capítulo sobre música de compositores chilenos para guitarra que Castro grabó en su CD Knokler (2019).

El proyecto “Grabación de música chilena para cuerdas pulsadas”, en tanto, es una secuela de otra iniciativa. “Los jóvenes compositores chilenos Andrés Núñez, Francisco Silva y Juan Pablo Orrego me invitaron a colaborar como intérprete y asesor en la composición de 9 piezas para diversos instrumentos de cuerda pulsada”, detalla Diego Castro.

Ese nuevo repertorio, que explora el diálogo de la guitarra clásica con instrumentos como mandolinas, ukelele, guitarrón chileno, tiple y guitarra eléctrica, será grabado profesionalmente y difundido junto a dos destacados estudiantes de la cátedra de guitarra del IMUC: Erik Marroquin y Vicente Barba. “Aparte de contribuir al modelo de colaboración entre compositor e intérprete en la creación contemporánea, que tanto se valora en el IMUC, me da la oportunidad de trabajar con estudiantes en sus últimas etapas de estudio, quienes pueden sumar valiosa experiencia a su vida artística y profesional”, enfatiza Diego Castro.

Impacto de la música en el desarrollo emocional y cognitivo infantil

La musicóloga Francisca Meza Bernstein, asistente de Extensión y coordinadora de las Escuelas de temporada del Instituto de Música UC, también se adjudicó recursos para su proyecto “Una canción para ti: Taller de creación de canciones para mujeres gestantes en La Granja” ($3.636.224).

“Es la versión en Chile de un proyecto internacional llamado ‘Lullaby Project’ del Carnegie Hall, en Nueva York. Consiste en reunir a músicos profesionales con madres, ya sea gestantes o con bebés pequeños, para la composición de canciones de cuna originales y personalizadas”, explica Francisca Meza.

Esta iniciativa ya se está ejecutando en países como Estados Unidos, Australia, Colombia y Grecia. Los talleres serán presenciales, con todas las precauciones sanitarias, y trabajarán con 20 madres de La Granja, con la colaboración de personal de la salud de esa comuna.

¿Qué la motiva a desarrollar esta iniciativa?

“Este es un proyecto muy importante para mí, ya que me permite conjugar diversos intereses: la composición, la educación, la vocación social y la primera infancia. Tiene por finalidad fomentar el vínculo entre madres y sus bebés y el desarrollo emocional y cognitivo de niños y niñas a través de la música. La posibilidad de que la música ofrezca estas oportunidades me motiva enormemente a realizar este proyecto”.

Nuevos repertorios para flautas: voces femeninas

La directora del IMUC, Karina Fischer es coejecutora del proyecto “Movimiento paralelo, encargo y registro de nuevas obras”, que también fue seleccionado en la convocatoria ($5.828.442). La titular de la iniciativa es Paola Muñoz Manuguián, quien junto a Karina Fischer conforman el dúo de flauta traversa y flauta dulce Movimiento Paralelo.

duo movimiento paralelo Karina Fischer, directora del Instituto de Música UC, y Paola Muñoz conforman el dúo de flautas Movimiento Paralelo. Grabarán un disco con obras de compositoras.

El proyecto mismo representa una nueva etapa de un largo trabajo de ambas intérpretes, que nació con el estreno que hicieron en 2013 de la obra Movimento Parallelo, de Gabriele Manca, que era para flauta baja y flauta Paetzold. “Fue un desafío en ese momento para nosotras entender esas sonoridades, por el registro y el tipo de color, para articular, como dúo”, comenta Karina Fischer.

Desde entonces, el dúo comenzó a trabajar con compositores, y de esa investigación en conjunto fueron surgiendo obras de Silvio Ferraz, Cristian Morales, Pablo Aranda, Andrés Núñez, Gabriel Brnic, Jorge Pepi, Nicolás Kliwadenko y Juan Carlos Tolosa, entre otros, con apoyo de la Vicerrectoría de Investigación UC y del Fondo de la Música, en distintas etapas.

“Algo que me encanta de la investigación es que nunca para, y cuando son proyectos colaborativos con compositores es una apertura mucho más grande también, porque uno conoce la música desde otras dimensiones, incluso antes de que los mismos compositores empiecen su labor de escribir. Y este ejercicio y búsqueda permanente, uno lo vuelca en los conciertos y en sus clases”, comenta Fischer.

La actual fase del proyecto, que financiará el Fondo de la Música 2021, consiste en grabar exclusivamente obras de compositoras como Hilda Paredes, Eleonora Coloma y Graciela Paraskevaídis. Además de desarrollar un sitio web para alojar este repertorio que han ido generando con los años, el nuevo disco estará en Soundcloud, Spotify e iTunes, además del sitio Flautadulcecontemporanea.com.

“Además, nuestros proyectos de investigación siempre los mostramos en conciertos y también en clases o en actividades pedagógicas. Tendremos actividades de difusión, pedagógicas y radiales”, cierra Karina Fischer.

Nuevo repertorio para coros: voces jóvenes

Martín Aurra, director asistente del Coro de Cámara UC, se adjudicó un Fondo de la Música 2021 para el registro fonográfico, con el proyecto “Poética, creación y canto coral: obras vocales del Chile de hoy” ($5.026.503).

coro martin aurra Martín Aurra es director asistente del Coro de Cámara UC y se adjudicó un Fondo de la Música para grabar diez obras comisionadas con su propia agrupación, la Ignis Camerata Vocal (en la foto).

La iniciativa nace con su propio coro, Ignis Camerata Vocal, que tiene cuatro años de existencia, y el foco está en la música nacional, con la misión de fomentar tanto su difusión como la creación misma. “Pensamos en compositores jóvenes, que se estuvieran formando o que tuvieran menos experiencia en el formato de los coros. La idea es que sea un estímulo para los compositores jóvenes que muchas veces no tienen la posibilidad de montar sus obras, y vincular este proyecto a una problemática existente actualmente en relación a la composición coral; muchas veces se genera una especie de círculo vicioso en que los compositores no reciben un estímulo y, por otro lado, los directores no encargan obras debido a la complejidad técnica que muchas veces ellas tienen”, explica Martín Aurra.

Será una suerte de “conversación pedagógica” con los compositores en cuanto al conocimiento de los aspectos técnicos de los instrumentos, es decir, “que no se encargue una obra sin un compromiso de conversar sobre los aspectos técnicos en relación al coro que diriges”.

Las obras ya fueron comisionadas a cinco compositoras y cinco compositores, de entre 20 y 35 años de edad. “El cronograma va a ir adaptándose a la pandemia; la idea es generar dos jornadas de grabación que están distribuidas cada dos meses, donde se van a grabar cinco obras en cada una de ellas”, apunta Aurra.

El disco será digital, estará en las plataformas Spotify y Apple Music, así como el sitio Igniscameratavocal.wixsite.com. También algunas copias físicas para instituciones pertinentes.

Más iniciativas de la Comunidad IMUC

Se suman dos conjuntos residentes del IMUC. El Ensamble Contemporáneo UC, que dirige el profesor IMUC Aliocha Solovera, participará en el proyecto fonográfico “Tarde o Temprano”, del compositor Felipe Pinto d’Aguiar, quien también se adjudicó un Fondo de la Música ($5.999.216).

El Estudio MusicAntigua UC, que dirigen Sergio Candia y Gina Allende, por su parte, podrá ejecutar este año su proyecto “Más vale trocar. Canciones de la España renacentista”, también correspondiente a un registro fonográfico ($5.105.050). En la convocatoria 2020 había quedado inicialmente en lista de espera, pero a fines de año la lista avanzó y fue seleccionado.

La Línea de becas Chile Crea del Fondo de la Música 2021 seleccionó a cinco postulantes que financiarán sus estudios en el Instituto de Música UC, con recursos entre $740.000 y $2.060.000. Dos de ellos, para el Diplomado en perfeccionamiento pedagógico e instrumental para instructores de orquestas juveniles e infantiles: Mitzi Ojeda Ortiz y Mathias Méndez Montes. En tanto, el director del Coro Usach, Andrés Bahamondes, obtuvo recursos para el Diplomado en Dirección Coral del IMUC; Isidora Uribe Carrasco, para sus estudios de oboe, y Emiliano Perea Caparotta, para el ciclo elemental.

Dos estudiantes del Doctorado en Artes UC, mención Música, se adjudicaron también fondos, ambos en la línea de Producción de registro fonográfico: Andrés González , compositor y fundador del Consort Guitarrístico de Chile, para “Registro fonográfico y difusión de obras chilenas para diversas guitarras” ($4.941.439) y el compositor René Silva, para “La voz de las calles después de vivir un siglo: Concierto para organillo y orquesta juvenil” ($5.875.703).

El Fondo de la Música 2021 también tuvo buenas noticias para al menos cuatro ex alumnos del Instituto de Música UC, quienes se adjudicaron recursos de entre $3 millones y $14 millones.

El compositor Tomás Brantmayer financiará el Magíster en Composición en el Royal College of Music de Londres; y el oboísta José Luis Urquieta, solista de la Sinfónica de la Universidad de La Serena, un Taller de especialización instrumental, y la grabación de obras de compositores chilenos para oboe y orquesta. Los compositores Matías Fernández Rosales y Nicolás Kliwadenko también obtuvieron fondos para grabar discos.

Revise aquí todos los resultados.

06-04-2021 Información periodística: Romina de la Sotta Donoso | Extensión IMUC.

Comparte nuestro contenido en: